duques-cambridge-hijos

Este calendario chino predijo que el tercer bebé de los Duques de Cambridge sería niño

¿Casualidad o ciencia? La tabla de equivalencias ha acertado, igual que ya hizo con el príncipe George y la princesa Charlotte

Los Duques de Cambridge han sido padres por tercera vez y, como anunciaban vía Twitter desde el Palacio de Kensigton, el nuevo miembro de la Familia Real Británica es un niño. Aunque hemos tenido que esperar al nacimiento para confirmar el sexo del bebé, el calendario de la fertilidad chino -una herramienta que predice si será niño o niña con solo conocer la edad de la madre y el mes en el que se quedó embarazada- ya adelantó que sería chico.

La tabla china que anticipa el sexo de un bebé

El calendario chino de la concepción es una tabla que, según la leyenda, se encontró en una tumba imperial hace más de 700 años. Introduciendo en esta tabla la edad de la madre en el momento de quedarse embarazada y el mes en el que comenzó esta gestación, se obtiene la casilla que indica si el descendiente será niño o niña. Para comprobar la sorprendente efectividad de este sistema popular que mucha gente utiliza para elegir el sexo de su próximo bebé, calculamos esos dos datos a partir del nacimiento de George de Cambridge (22 de julio de 2013) y Charlotte de Cambridge (2 de mayor de 2015).

Según estas fechas, la Duquesa de Cambridge, que nació el 9 de enero de 1982, debió de quedarse embarazada en octubre de 2014 y con 30 años, de su primer bebé, y en agosto de 2014 y con 32, del segundo. Trasladando estos números a la tabla (casi mágica) del calendario chino constatamos que dicha tabla ya sabía que serían un chico y una chica respectivamente.

 

Y el tercer bebé de los Duques de Cambridge es...

Que el tercer hijo de los Duques de Cambridge haya nacido en abril de 2018 implica que la duquesa Catherine se quedó embaraza en julio del pasado año, con 35 años. Siguiendo el calendario chino, los Duques de Cambridge tendrían un niño, una predicción que anunciamos hace algunos meses y que hoy, con el nacimiento, se confirma. ¿Casualidad o no?

Más sobre