Por qué deberías cambiar de base de maquillaje cada estación

Formato 'cushion' y texturas en crema serán tus aliadas para elegir tu fondo de maquillaje esta temporada

Las necesidades de tu piel van cambiando en cada estación del año. Si en invierno optamos por coberturas más densas y tonos más claros, en primavera y veranoes el momento de que saques de tu neceser una base de maquillaje más ligera y con un color más subido. Por eso, ahora que las temperaturas empiezan a subir, huir de los brillos y el efecto máscara debe ser tu principal objetivo. 

Apuesta por las bases en formato cushion y las texturas en crema, ya que además de extenderse fácilmente con una brocha, una esponja o directamente con las manos, te dejará un acabado más natural y jugoso. ¿Un consejo? No abuses de los polvos traslúcidos ya que, con las altas temperaturas, puede que se acumulen en las arruguitas del rostro y conseguirás precisamente el efecto contrario. En su lugar, puedes utilizar los prácticos papeles matificantes para acabar con los indeseados brillos.

Y ya sabes, si eres una de las afortunadas que ya has podido disfrutar de unos días de sol, aprovecha que tu rostro ya tiene un poco de color para dejarla respirar estos meses. No la cubras con capas y capas, deja que se vea tu piel. ¡Cuanto más natural, mejor! Para verte guapa, bastará con un poco de máscara de pestañas, un toque de colorete y barra de labios.

Hailey-Baldwin-getty21VER GALERÍA

"Las reglas de la nueva generación always selfie-ready (o lo que es lo mismo: "siempre perfecta para un selfie") han cambiado los gestos de belleza y especialmente los del maquillaje: muy clásico en el pasado, hoy es una herramienta de expresión importante para las mujeres que utilizan un arsenal de productos con el fin de crear looks seguros y atrevidos", afirman los expertos de Lancôme. Asumido esto, debes tener en cuenta que, el fondo de maquillaje, como su propio nombre indica, es la base sobre la que se cimenta gran parte del éxito del look. Y es que aunque sea un gesto básico, dominarla puede resultar un auténtico desafío. Pero desde hoy, ¡el fallar se va a acabar! Así que si quieres convertirte en una experta, sigue estos diez consejos que nos ha dado Roberto Siguero, maquillador oficial de Lancôme:

1) HIDRATACIÓN 
La base se aplica siempre con la piel limpia e hidratada, dejando que la crema hidratante se absorba bien. ¿Un truco? Si lo haces a toquecitos no dejarás rastros grasos de crema que arruinen el resultado.

2) MENOS ES MÁS
A la hora de corregir, aunque tengas manchas, granitos, líneas de expresión o enemigos similares, debes vencer la tentación de enmascararlos. De hacerlo, puedes hacer precisamente el efecto contrario y llamar la atención sobre ellos, por la diferencia en la textura de la piel. Pon la mínima cantidad posible de producto.

3) HUYE DEL EFECTO MÁSCARA
La base debe fundirse a la perfección con la piel cuando se aplica. De esta manera, se obtiene una cobertura ligera y el acabado parece natural, transparente, más luminoso y joven.

4) HAY PIEL MÁS ALLÁ DE LA MANDÍBULA
Por favor, que no se note la diferencia entre la parte de piel donde has aplicado base y donde no. Una brocha o esponja te ayudará a difuminar la zona donde empieza el cuello.

5) ¿QUÉ TEXTURA?
En líneas generales, la base de maquillaje fluida es la más vendida porque funciona bien en todas las pieles, pero si necesitas un extra de consistencia porque tu piel es muy seca, puedes optar por la cremosa. Si quieres matificar zona T o piel con tendencia grasa, los polvos te irán muy bien.

6) LUZ NATURAL
Los expertos siempre dicen que lo ideal es maquillarse con luz natural que ilumine de frente, para que no distorsione los volúmenes. Si no puede ser, al menos que la luz de la bombilla no venga de arriba, porque crea muchas sombras.

7) SIGUE UN ORDEN
Sí. Se empieza aplicando unos toques de base en la zona T (nariz, frente y barbilla), y de ahí se va difuminando hacia los lados y hacia fuera por mejillas, resto de la frente, mentón y cuello.

8) ELIGE BIEN TU TONO
Siempre probar antes de comprar. ¿Lo mejor? Poner varios en la línea de la mandíbula, uno al lado del otro. El tono que veas que desaparece, que se funde con el tono de tu cuello (que no suele tener pecas ni rojeces), ¡ese es el bueno! Si quieres tener un tono bronceado, los polvos de sol se convertirán en tus mejores aliados. Ten cuidado con elegir una base demasiado oscura.

9) BUSCA, COMPARA... Y ¡DIVIÉRTETE! 
Si te gusta jugar con el maquillaje, que sepas que el contouring y el iluminador pueden conseguirse combinando bases de maquillaje un poco más claras y más oscuras que el tono de la propia piel. Déjate aconsejar por los expertos de tu tienda de belleza habitual.

Bases de maquillajeVER GALERÍA


HAZ CLIC SOBRE LA IMAGEN PARA VER TODOS LOS PRODUCTOS

Más sobre

Read more