Vinagre de coco: ¿el nuevo elixir de la belleza?

Rico en aminoácidos, vitaminas y minerales, tiene propiedades saludables, pero también beneficios para tu piel y tu cabello. Te los descubrimos

En nuestro empeño por descubirte nuevos productos que le van bien tanto a tu salud como a tu belleza, hemos puesto nuestra mirada en el coco, cuyo uso en cosmética no es nuevo. Son muchas sus utilidades, en forma de aceite, de agua o la leche. Pero ¿has oído hablar del vinagre de coco? Tal vez sí que has incorporado a alguna de tus recetas caseras el de manzana, pero el de coco es un manzana, pero el de coco es casi un recién llegado, al menos en España. Por eso, vamos a descubrirte las propiedades de este producto que ya está dando de qué hablar, con la ayuda de nuestra colaboradora Meritxell Martí.

Su origen reside en la savia de los cocoteros

El vinagre de coco se obtiene al igual que otros, por un proceso de fermentación, como pueden ser el de manzana o los balsámicos. Sin embargo, no está hecho con el agua del coco sino con la savia de los cocoteros, también conocida como “tuba”. Es originario de Filipinas, donde lo llaman Suka ng niyog. Tiene un sabor bastante ácido y picante, aunque al ser fermentad,o se nota ese sabor de la levadura que provoca esa fermentación.

Si deseamos comprar este tipo de vinagre, es importante tener en cuenta que proceda de la savia y no de agua de coco, pues si no, no tendrá los beneficios que buscamos al ingerirlo. La savia es la que va a aportar los nutrientes de la planta y la tierra donde nace, a diferencia del agua de coco.

Así, la savia se extrae directamente del cocotero (de la parte más alta, donde nacen los cocos y las flores), poniendo una botella o contenedor en el tronco -en un proceso similar al del agua de abedul, del que ya te hemos hablado-. Y posteriormente se fermenta de 45 a 60 días, (aunque pueden haber más antiguos, de hasta varios años de fermentación) directamente sin filtrarlo o cocerlo. Este proceso natural es el responsable de las variaciones de color del vinagre, que puede ir desde tonos más claros hasta otros de un marrón más intenso, según su maduración y enturbiamiento, que puede provocar que aparezcan depósitos al fondo de la botella, aunque esto es característico del buen vinagre de coco. La savia del coco tiene muy poco índice glucémico y un Ph casi neutro.

El secreto está en los aminoácidos, vitaminas y minerales

El vinagre de coco es rico en aminoácidos (contiene 9 aminoácidos esenciales y 8 aminoácidos no esenciales), en vitaminas del grupo B y C, en fibra, y probióticos y prebióticos (fructoolgosacaridos). Además, también tiene minerales, pues la savia se extrae directamente de los cocoteros que crecen en tierra volcánica, lo que la hace muy rica en sustancias como fósforo, potasio, hierro, magnesio, azufre, boro, zinc, manganeso y cobre. Aunque el contenido más elevado es en Potasio (192 mg / cucharada).

Apunta en qué puede serte útil

-Como tiene un índice glucémico muy bajo, es positivo en personas diabéticas, pues en personas con niveles de azúcar altos ayuda a mantener los niveles de azúcar bajos, por lo que también puede ser útil en dietas de adelgazamiento.

-Además, como contiene ácido acético, algunos estudios lo vinculan a la disminución del apetito, lo que ayudará a seguir regímenes para adelgazar de bajo contenido calórico .

-Gracias al nivel natural de probióticos y enzimas, es muy positivo para ayudar a mejorar los procesos digestivos, tiene acciones antibacterianas y antimicrobianas, y ayuda a mejorar el sistema inmune.

-Y por sus niveles elevados de aminoácidos, es una buena fuente nutricional que ayudará a los diferentes procesos metabólicos, como la formación de hemoglobina.

-Debido a su alto contenido de minerales, ayuda a mantener la presión arterial en niveles saludables.

-Y, por último, otra importante función del vinagre de coco es la capacidad de alcalinizar, sobre todo cuando muchos de los alimentos que ingerimos van a acidificar nuestro organismo, como pueden ser el alcohol, la cafeína, la carne o los lácteos.

 

Guía de uso para sacarle partido

-Como detox, podemos tomar una cucharada de vinagre de coco con otra de agua a temperatura ambiente todas las mañanas en ayunas, para mejorar también las digestiones del resto del día.

-Para adelgazar, beber la mezcla de una cucharada o dos de vinagre de coco con un vaso de agua antes de cada comida ayudará a disminuir el contenido de azúcar sanguíneo y a tener menos hambre.

-En problemas digestivos, como úlceras, irritación de estómago o incluso infecciones, se puede mezclar el vinagre de coco junto con miel de Manuka en una cucharadita y tomarlo todas las mañanas en ayunas.

-Se puede añadir como aliño de ensaladas y otros alimentos, en sustitución de otros vinagres.

-Puede utilizarse igualmente como complemento cosmético, en el pelo. Para ello, hay que poner el vinagre de coco en el pelo durante 20 minutos antes de lavarlo. Con ello se consigue mejorar el brillo y el volumen del cabello.

-Por último, también se puede utilizar como tónico para eliminar bacterias, ya que puede actuar como desinfectante en pieles grasas.

Tienes que tener en cuenta...

Si bebemos vinagre de coco directamente, puede colorearnos o mancharnos el esmalte de los dientes, por lo que es recomendable cepillarse los dientes inmediatamente después.

Y como con todos los alimentos fermentados, hay que ser precavido en las personas que padecen enfermedades digestivas como colon irritable.

¿Qué marcas podemos comprar?

Meritxell Martí indica que no es un producto que goce aún de mucha fama en nuestro país, por lo que es difícil encontrar marcas españolas que fabriquen este vinagre , aunque bastante lógico debido a que en España no hay muchas plantaciones de cocoteros.

Entre las opciones encontramos: Coconut Secret, vinagre de coco puro; Biona Organic Coconut Vinegar; Wildernes family Organic Coconut Vinegar Raw;  Coconut Magic, coconut vinegar; Tropical vinagre balsámico de coco.

Receta para hacerlo tú misma en casa

Se puede hacer vinagre de coco en casa usando agua de coco, aunque evidentemente no será lo mismo ni tendrá las propiedades del de savia. Se hace fermentar el agua de coco con levadura y azúcar. Se cuela el agua de coco con una paño o tela de algodón, se añade azúcar y disuelve, posteriormente se hierve la mezcla a 60 º C durante 20 minutos, y se retira a un recipiente limpio. Se añade la levadura o fermento y se deja reposar durante una semana, el vinagre habrá fermentado y aparecerá un poco de espuma, también tendrá un punto ácido. Así se puede filtrar antes de su consumo o tomar preferiblemente sin filtrarlo.

Más sobre

Read more