Cabello: te gustará volver a los 80

Una oda al pelo rizado y descarado

Despeinados, con mucho volumen y ondas grandes: esas son las tres premisas del cabello rizado para este otoño-invierno 2016. Si ya estás en la onda de forma natural, entonces apuesta por "rizos grandes, simulando ondas naturales, que parezcan lo menos posible peinado de peluquería", apunta David Lesur, propietario del Salón de belleza David Künzle en Madrid.
La buena noticia es que tenemos cortes para todos los gustos: melenas largas, medias, o el famoso pixie que tanto gusta a las celebrities. Sea cual sea tu estilo, "los rizos de inspiración años 50 y 80 es la clave para ir a la última", afirma Víctor Gutiérrez, estilista del Instituto de belleza de Carmen Montalbán (Madrid).

Ambos expertos coinciden en que el primer puesto lo ocupa el curly bob o carré wavy. Un corte cuyos rizos quedan justo por encima de los hombros, pero eso sí, con mucho movimiento y volumen. Un peinado muy fácil de mantener, añade Gutiérrez, "a base de una buena mascarilla hidratante y nutritiva y de aplicar un buen producto en textura crema para definir el rizo".
Otra tendencia que sigue pegando fuerte es el corte Morrison (estilo Flash dance o La mujer de rojo), por supuesto muy escalado y con flequillo rizado, siguiendo en la misma línea de súper volumen.

El pelo liso tabla también está de suerte por su facilidad para convertirse en un rizo ochentero. "Con unas tenacillas es sencillo hacer la onda con el grosor que se desee, aunque el resultado sea efímero", explica Lesur. "Y si se quiere un efecto permanente se puede hacer un moldeador suave con rulos tipo body, de medios a puntas".

Sea cual sea el rizo que mejor se adapte a tus rasgos y gustos personales, llevarlo alborotado y sin peinar son los dos secretos para una melena de tendencia.

Te mostramos alguno de estos looks en nuestra galería

Más sobre