Guía práctica: pedicura casera en cinco pasos

Llega la hora de sacar las sandalias, así que toma nota de nuestros consejos para presumir de unos pies sanos y bonitos

Cada vez están cobrando más importancia y es que tanto las manos como los pies dicen mucho de una mujer. Que estén sanos, bien cuidados, y con las uñas impecables es primordial para presumir de ellos en verano. Ya te dimos las claves para hacerte paso a paso una manicura perfecta en casa, pero ahora que viene el buen tiempo y toca sacar las sandalias vamos a centrarnos en los pies, que suelen ser una de las partes olvidadas de nuestro cuerpo y, probablemente, también son los que trabajan más y reciben menos atenciones.

- PASO A PASO PARA CONSEGUIR UNA PEDICURA 'TOP'

PedicuraVER GALERÍA

Por eso, te proponemos un ritual relajante para que les des los mimos que se merecen y disfrutes de un momento para ti, tan necesario a veces con el frenético ritmo de vida que llevamos. Ponte cómoda, en un lugar tranquilo y con buena luz, y sigue estos sencillos pasos que nos dan los profesionales de Beter para conseguir una pedicura perfecta. Estos son los útiles y cosméticos que vas a necesitar:

- Cepillo de uñas

- Cortaúñas, tijeras y alicates que sólo uses para tu pedicura

- Limas de varias texturas: para las uñas de cartón, fibra de vidrio...y para las durezas de fibra de vidrio o de cerámica

- Piedra pómez, la solución de la naturaleza para mantener las asperezas a raya

- Cortacallos

- Palito de naranjo

- Pulidor para dar brillo a las uñas sin necesidad de aplicar esmalte

- Separador de dedos

- Y los cosméticos más afines al cuidado de los pies

PedicuraVER GALERÍA

PASO 1: Limpiar y exfoliar
Prepara la piel con un baño de agua caliente. Si llevas las uñas pintadas, el primer paso es eliminar los restos con quitaesmalte y un algodón o una toallita. Después, limpia las uñas con un cepillo. Para eliminar las células muertas de la piel y acondicionarla para los demás cuidados, te recomendamos usar una crema exfoliante. Aplícala dando un masaje circular con las yemas de los dedos en toda la superficie del pie, hasta el tobillo. Retírala con abundante agua.

PedicuraVER GALERÍA

PASO 2: Cortar y dar forma
Utiliza la tijera, el cortaúñas o el alicate, según tu costumbre y lo que prefieras. Ten en cuenta que es más recomendable cortar las uñas de los pies rectas y no muy apuradas por los bordes para evitar que se claven. Para el limado es recomendable empezar con una lima de fibra de vidrio. Deslízala suavemente desde el extremo de la uña hacia dentro, siempre en la misma dirección. Para perfilar utiliza la lima de cartón que es más flexible y te resultará más cómoda.

PedicuraVER GALERÍA

PASO 3: Baño de pies y eliminar las cutículas
Sumerge tus pies en un cuenco con agua tibia durante unos cinco minutos para ayudar a reblandecer las durezas y las cutículas. Seguidamente, sécalos muy bien, dedo por dedo. Con suavidad empuja hacia atrás la piel del contorno de cada uña con el palito de naranjo. Si lo ves necesario, elimina la piel sobrante con un alicate.

PedicuraVER GALERÍA

PASO 4: Pies suaves
Con la ayuda de piedra pómez y una lima de pedicura pule los talones y las zonas en que la piel esté más seca. Si las durezas se resisten, utiliza el cortacallos y acaba este paso con un limado general para eliminar la piel muerta.

PedicuraVER GALERÍA

PASO 5: Acabado
Si no deseas pintarte las uñas, puedes conseguir un acabado brillante utilizando un pulidor. Y si te las pintas, elige el color que más te guste y utiliza el separador de dedos para que te resulte más fácil. Para mantener más suave y flexible la piel de tus pies, aplica un poco de emulsión hidratante antidurezas en toda la zona de la planta, los dedos y el empeine. ¡Y ya está! Ya puedes presumir de una pedicura top.

Para terminar, ¡no te olvides de tus manos! Si quieres hacerte un ritual beauty completo, sigue este paso a paso para lucir una manicura perfecta en sólo cinco pasos.

Más sobre

Read more