Guía práctica: Consigue una manicura perfecta en cinco pasos ¡y sin salir de casa!

No pierdas detalle de nuestra guía de belleza para presumir de unas uñas impecables

¿No te da la sensación de que llevas un ritmo de vida frenético que no te deja darle al pause ni un sólo segundo? Hemos aprendido a hacer las mismas cosas pero en menos tiempo, conscientes de que tenemos que aprovechar al máximo cada minuto y 'estirarlo' todo lo que podamos. Ya no hablamos sólo del terreno profesional sino también al personal. ¿Cuánto tiempo te dedicas a ti misma, a mimarte y a cuidarte? Si tu respuesta es del tipo "menos del que me gustaría", hoy en nuestra guía de belleza te proponemos unos pasos muy sencillos para hacerte la manicura ¡sin salir de casa!

Sí, sí, has leído bien, no tienes que pedir cita previa ni ir a ningún salón. Y es que es evidente que ninguna mujer de hoy en día puede dedicar horas y horas al cuidado de sus manos... Partiendo de esta realidad, y con la ayuda de los profesionales de Beter, sigue estos pasos y mima tus uñas a la vez que te regalas unos minutos de relax. Pon tu música preferida, apaga el teléfono y... ¡que empiece el ritual de belleza!

- PASO A PASO PARA CONSEGUIR UNA MANICURA PERFECTA

ManicuraVER GALERÍA

Para lucir unas manos y uñas perfectas sólo necesitas los utensilios y productos de cosmética más adecuados y unos minutos a la semana​. Coge papel y boli y ¡apunta! En tu set de manicura no puede faltar...

- Cepillo de uñas

- Cortaúñas y tijeras

- Palito de naranjo

- Lima de fibra de vidrio con la que podrás darle forma a tus uñas con mayor rapidez

- Lima de cartón, de gran flexibilidad para el acabado. O bien la lima de vidrio templado para perfilar con suavidad evitando que tus uñas se astillen

- Alicates para eliminar las cutículas (también puedes aplicarte un quitacutículas para que sea más fácil y rápido)

- Pulidor para darles el toque final

ManicuraVER GALERÍA

PASO 1: LIMPIAR
Con el cepillo de uñas límpialas a fondo y, si llevas esmalte, retíralo con un algodón o una toallita quitaesmaltes sin acetona, porque así, además de eliminar el esmalte, hidrata y protege las uñas.

ManicuraVER GALERÍA

PASO 2: CORTAR Y DAR FORMA
Si fuera necesario, puedes utilizar una tijera o un cortaúñas antes de limar. Ten en cuenta la forma natural de tus uñas y el acabado que más te gusta (ovaladas, cuadradas...). Para el limado, recuerda que es mejor utilizar una lima de fibra de vidrio para empezar, continuar con la de cartón y acabar con la de vidrio templado. Utilízalas siempre en la misma dirección, y no limes demasiado los bordes.

ManicuraVER GALERÍA

PASO 3: ELIMINAR LAS CUTÍCULAS
Ahora necesitas un cuenco con agua tibia y, si quieres blanquear tus uñas, sumerge una tableta de manicura efervescente Beter en el agua e introduce unos minutos la punta de los dedos. A continuación, aplica el quitacutículas y déjalo actuar unos dos minutos. Con suavidad empuja hacia atrás la piel con el palito de naranjo. Puedes acabar de eliminar la piel sobrante y las pieles muertas con el alicate o el cortacutículas. Vuelve a sumergir las manos en el agua para retirar el quitacutículas y después sécalas bien.

ManicuraVER GALERÍA

PASO 4: UÑAS MÁS SANAS
El próximo paso va dirigido a aquellas personas que necesitan potenciar el aspecto saludable de sus uñas. Hay muchos productos que pueden ayudarte a mejorar su aspecto (por ejemplo, el Gel Calcio Beter está indicado para revitalizar y acelerar el crecimiento de las uñas, mientras que el Aceite de Proteínas es eficaz para regenerarlas y evitar el desecamiento).

ManicuraVER GALERÍA

PASO 5: EL TOQUE FINAL
Para conseguir un acabado perfecto utiliza el pulidor de uñas suavemente por toda la superficie: seis pasadas por cada lado del pulidor son suficientes y consigues un brillo espectacular. Si tus uñas son frágiles o demasiado blandas, puedes darles firmeza con un fortalecedor. Además, es una buena base antes de aplicar el esmalte. Y para acabar este ritual, puedes optar por un look natural y terminar directamente con una crema de manos y uñas para hidratarlas en profundidad, o bien pintártelas ¡con los colores de moda!

Más sobre