Belleza práctica: ¿cómo afectan los rayos UV a tu cabello?

Puede tener cambios en el color y también en su textura

Ya hemos inaugurado el verano. La estación más calurosa del año, la que 'huele' a vacaciones, a ocio, a playa... ya ha dado su pistoletazo de salida. Unos meses en los que debemos tener especial cuidado con nuestra piel, protegiéndola de los efectos del sol, pero también de nuestro pelo, como te hemos contado en más de una ocasión. Hoy te queremos contar de qué manera afectan los rayos UV a nuestro cabello. Y es que conociendo los efectos del sol en tu melena, podrás poner remedio ¡lo antes posible!

Cambios en el color y en la textura
Según nos explica María Castán, de Wella, la luz del sol, o más específicamente los rayos UV de la luz solar, afectan el cabello de dos maneras (similares a la piel): en su color y  en su textura.
 
En primer lugar, los rayos UV blanquean los pigmentos del cabello parcialmente, ya sea un cabello natural o coloreado. Esto ocurre porque los rayos UV van a destruir los pigmentos y/o la melanina, y por ello van a desaparecer del cabello, dejando el pelo mucho más claro (con mucho menos pigmentos). Es el llamado efecto 'sun kiss', que a algunas personas les encanta, con ese tono más claro que se adquiere en los días de sol. Pero hay que tener en cuenta que este efecto inducido por el sol genera una pérdida de color y por lo general deja el cabello menos brillante. El color pierde la fuerza y el aspecto sano que tenía después de salir de la peluquería. 
 
Y, además, los rayos UV también dañan la queratina del cabello, lo cual se traduce en un cabello áspero y quebradizo. El cabello dañado por el sol pierde humedad más rápidamente, se siente frágil y se ve menos brillante.
 
¿Hay soluciones?
"Por ello, siempre recomendamos usar productos que restituyan el equilibrio de humedad adecuado del cabello. Siempre hay que usar un acondicionador o mascarilla específicos para el sol (como Wella Sun o SP Sun) que envuelven el cabello protegiéndolo de la pérdida de humedad. Pero, además, igual que con la piel, también hay que proteger el cabello de la exposición al sol, ya sea con productos específicos de protección solar o incluso si no se tiene nada a mano, en el peor de los casos también se podría usar crema de sol corporal con protección solar o, mejor aún, un sombrero", explica María Castán.

Más sobre

Read more