Christy Turlington recaudará fondos para el Tercer Mundo con un cursillo intensivo de yoga

El maestro de Sting, Madonna y Donna Karan será uno de los coordinadores de un acto que se celebrará en Londres

El yoga será el gran protagonista de un nuevo acto benéfico que se celebrará en las próximas semanas en Londres. Y una de las personas implicadas en este proyecto solidario no puede ser sino Christy Turlington, una de las más fervientes defensoras de esta disciplina de relajación oriental.

Su Fundación ha decidido unir esfuerzos con la fotógrafa Kim Andreolli y su amiga Helen MacNair, también amantes del yoga, para organizar un acto solidario llamado Yoga 4 Peace 2001 (Yoga para la paz 2001), que se celebrará los próximos días 24 y 25 de noviembre. El fin de semana girará en torno al Ashtanga Yoga, una de las modalidades más conocidas, y todos los beneficios que se recauden, gracias a la venta de entradas, irán destinados a la Cruz Roja afgana y al Instituto Norblingka, que presta su ayuda a los refugiados tibetanos. Un total de 230 personas podrán participar -previo pago- en talleres de yoga, clases y lecturas, donde se hablará de las propiedades y beneficios de su práctica.

Todos los actos estarán supervisados por un gran experto en la materia, Danny Paradise, maestro, entre otros, de famosos como Madonna, Donna Karan, Sting y su mujer, Trudie Styler, y John McEnroe.

La Fundación Christy Turlington será la encargada de patrocinar este fin de semana. Y es que la bella y comprometida modelo sabe que cada vez hay más personas que se apuntan al yoga en el mundo y la gente es más consciente de todos los buenos sentimientos que se pueden conseguir con su práctica. "Estamos encantados de que nuestra fundación esté invitada para que ayude y colabore con estas iniciativas que buscan la paz en el mundo".

Una de las organizaciones que recibirá los fondos es el Instituto Norblingka en Dharamasal, que fue fundado por el Dalai Lama para ayudar a la conservación de la cultura tibetana y ayudar a los refugiados de este país. Tras los trágicos acontecimientos de 11 de septiembre, se decidió dar mayor envergadura al proyecto, recaudando también fondos para la Cruz Roja afgana.

Más sobre