¿Quién es?
Tras 25 años de profesión, más de 60 salones repartidos por España y Andorra y la apertura del primer Museo de Peluquería de nuestro país, Raffel Pagès ríe al confesar que llegó a este campo "casi por compromiso" con su padre, para seguir la tradición familiar, que ahora sigue en manos de sus hijas.

Su inspiración
Enamorado del Mediterráneo, afirma beber constantemente en sus fuentes. "Junto a mi equipo creativo, viajo y recojo ideas que después retocamos hasta adaptarlas a una peluquería cómoda, práctica y cosmopolita".

Su filosofía
Sostiene que sólo el rostro y el cabello transmiten a los demás la expresión más cercana de nuestro yo. Por eso el peinado tiene que equilibrar la imagen, una imagen integral. Uno de sus principios es que hay que ver a la mujer como una escultura desnuda para saber peinarla, maquillarla y vestirla con acierto.

Su sueño
En el año 2000 pudo ver realizado uno de sus grandes sueños, la creación del primer Museo de la Peluquería, nacido a partir de su colección privada. Abrió sus puertas el Día Internacional de los Museos y está repleto de detalles y recuerdos personales y profesionales. Compuesto por unas 3.000 piezas antiguas reunidas por Pagès durante 25 años, muestra cuenta con todo tipo de objetos, implementos y herramientas tales como secadores con casco de hierro, pinzas francesas, permanentes, rizadores, lavacabezas, tenacillas, pelucas Luis XVIII, hornillos, cuchillas.

El futuro
El 2000 marcó también el inicio de su línea de salones Teen Trends, destinados a un público más joven y atrevido, con precios muy asequibles y siempre adaptado a las últimas novedades. Además, el gran boom de su estilo le ha llevado a abrir más de 50 nuevos salones.

Más sobre