Reina indiscutible de las pasarelas en su día, Claudia Schiffer ha enfocado su carrera, desde hace ya algún tiempo, hacia el mundo de la publicidad y el cine. El haber pasado la barrera de los 30 no le ha impedido a la guapa alemana protagonizar una sensual campaña de lencería de la firma sueca H & M, en la que su belleza brilla con más intensidad que nunca.

Y es que la top, que saltó al estrellato siendo una adolescente de la mano del diseñador Karl Lagerfeld, conoce bien su rostro y su cuerpo, y sabe cómo actuar para ponerse el mundo por montera.

Coqueta como el resto de sus compañeras de fatigas, la rubia internacional también tiene sus trucos de belleza para lucir siempre espectacular.

Es adicta al Chanel más moderno y divertido, y se viste sin reglas fijas: "No me gusta la obviedad, puede resultar fantástico un vestido de noche con botas o un jersey de rayas con falda de lunares".

Las botas son precisamente su calzado preferido, porque disimulan bastante su tendencia a los tobillos demasiado hinchados. Su fuerte son las dulces facciones de su cara y su melena rubia, cortada a capas para favorecer el rostro y jugar con los mechones sueltos cuando se hace un recogido. Aunque su profesión le obliga a mantenerse a dieta para cuidar la línea, su debilidad son las tartas y galletas; así que, sólo muy de vez en cuando, la modelo se permite el capricho de probarlas.

Desde muy pequeña, la modelo considera básica la hidratación y la limpieza de su cutis, costumbre que heredó de su madre. Pero el auténtico rey de sus cuidados es su cabello. Sin embargo, mantener su melena impecable no es una tarea sencilla, pues su pelo sufre en los desfiles los rigores de las tenacillas y el secador. Para solucionarlo, Claudia propone una sencilla solución: cortar las puntas de su cabello semanalmente.
Para completar el cuidado, emplea mascarillas nutritivas y fortificantes y así evita que su pelo parezca apagado. Y no olvida protegerlo del cloro cuando va a la piscina.

Además, la modelo alemana tiene un cuidado extremo con el sol y y protege sus manos hidratándolas con cápsulas de vitamina E. Pero su mayor secreto se basa en cultivar la belleza interior. Es ésta su máxima: estar bien por dentro para estar guapa por fuera. Por eso considera fundamental la tranquilidad, la relajación y el bienestar. Éste es el truco que la ha llevado a ser una de las modelos más cotizadas del mundo.

Más sobre