¿Evitas la pasta para no engordar? Según este estudio, podrías estar equivocándote (¡por completo!)

Buenas noticias: un estudio relaciona este carbohidratos con un peso más bajo y una cintura más fina

A pesar de que la mayoría de dietistas, entrenadores y expertos en alimentación afirman que los hidratos de carbono son imprescindibles en cualquier dieta sana, hay un mito que sigue imperante: si quieres perder peso, debes evitarlos. Una leyenda popular que ha convertido al pan, el arroz o la patata en alimentos malditos para muchas personas. Si bien es cierto que los carbohidratos deben consumirse de forma moderada (como el resto de macronutrientes) y que en ocasiones se han relacionado con problemas de la piel (por ejemplo, el acné), la ciencia confirma con un nuevo estudio algo que las italianas llevan intrínseco en su cultura: comer pasta no solo es saludable sino que ayuda a adelgazar y se relaciona con tener una cintura más fina. ¿Creías que los espagueti te estaban hinchando? Sigue leyendo porque podrías estar equivocada.

- ¿Comer pan a diario y estar (muy) en forma? Con esta opción, lo conseguirás

Ni la fruta engorda más al tomarla por la noche, ni el agua fría ayuda a quemar calorías extra... y tampoco la pasta debería estar prohibida en una dieta de adelgazamiento. De hecho, según una nueva investigación publicada en Frontiers in Nutrition, este alimento podría ayudar a alcanzar un peso más saludable siempre y cuando, atención, seas mujer. Y es que el estudio (desarrollado por la consultora Nutritional Strategies, Inc. para la Asociación Nacional de Pasta de Estados Unidos) comprobó que aquellas mujeres adultas que consumían pasta de forma habitual, tenían una dieta más saludable y menores índices de masa corporal, peso y diámetro de la cintura que las que nunca la tomaban, mientras que en el caso de los hombres o los niños y las niñas no se confirmó tal relación, aunque tampoco el efecto contrario.

- ¿Cuánto tiempo necesitas para perder los 3 kilos de las vacaciones?

Mejor, pasta integral y al dente

Siguiendo las guías de la dieta mediterránea (que es la que podríamos seguir de forma más sencilla en España, además de ser una de las saludables del mundo), deberíamos tomar entre 4 y 6 raciones de hidratos de carbono cada día, según nuestra actividad física. Este grupo nutricional comprende el pan, los cereales, el arroz y la pasta, y es tan importante como las proteínas y las grasas. Eso sí, los expertos siempre abogan por elegir variedades integrales ya que resultan más saciantes y aportan más nutrientes que las refinadas en cualquier tipo de carbohidrato. En el caso concreto de la pasta, hay un truco de la gastronomía italiana clásica que también puede ayudarte a mantener tu peso: cocerla al dente, es decir, dejarla ligeramente dura.

Con esta preparación al dente, la pasta mantiene un índice glucémico más bajo con lo que el organismo no sufre esos picos de azúcar que provocan otros hidratos y que se traducen en caídas tan rápidas que generan antojos por dulce. ¿O nunca te han entrado ganas de comer chocolate, un helado o cualquier alimento azucarado al poco rato de terminarte un plato de espagueti, por muy grande que este fuera? Por último, y en el caso de que busquemos adelgazar, acompañarlo con verduras y aceite de oliva evitará las calorías extra que añaden, por ejemplo, la salsa carbonara, la boloñesa o el queso.

Más sobre