Cinco errores (incluido el de Ariel Winter) que cometemos al usar corrector

Descubre cuáles son los errores más comunes que cometemos al utilizar el corrector, cosmético que mal usado puede arruinar por completo tu maquillaje.

Usar de forma correcta los cosméticos es fundamental para conseguir un acabado perfecto y, sobre todo, natural. En la mayoría de ocasiones, no utilizar las herramientas y productos de forma adecuada los convierte, más que en aliados para verte hermosa, en tus peores enemigos beauty. No acertar con la base de maquillaje, colocarse mal las pestañas postizas, no conseguir un delineado de ojos simétrico… muchos son los problemas que pueden presentarse a la hora de maquillarse, pero si hay un cosmético de tu neceser que necesita mayor atención, ese es el corrector. A continuación recopilamos los errores más comunes que cometemos a la hora de seleccionar y aplicar este producto para que puedas solucionarlos y conseguir un acabado de diez.

Como sacar partido a tu corrector

  • El primer error a destacar es el que comete, en numerosas ocasiones, la actriz de Modern Family Ariel Winter, quien luce un tono blanquecino alrededor de los ojos, efecto que conocemos como oso panda y que es el resultado de escoger mal el color. Como pasa con la base de maquillaje existen diferentes tonalidades de corrector y cada una de ellas está destinada para ocultar un problema diferente. No es lo mismo cubrir imperfecciones que disimular las ojeras y además no todas tienen la misma tonalidad. Para conseguir una corrección a medida debes tener claro para qué es cada color. El verde es ideal para granitos o marcas de acné ya que neutraliza al rojo. ¿Tienes ojeras con un tono marrón o la piel cetrina? Escoge el morado. Si eres de esas mujeres que tiene las ojeras en un tono azulado usa corrector naranja para cubrirlas.

errores-1zVER GALERÍA

  • Aplicarlo por todo el ojo excediéndose con la cantidad. No tenemos ojeras en todo el contorno del ojo por lo que aplicar una alta cantidad de producto hará que sea más evidente. Para evitar pecar de excesivo maquíllate siempre que puedas ponte frente a luz natural y frontal y aplícalo solo donde se marcan tus ojeras. Hazlo con una esponja presionando el producto en la zona, nunca desplazándolo. En lugar de aplicar una capa gruesa de una vez puedes poner dos muy finas dejando unos 10 minutos entre cada una. 
  • Poner base sobre el corrector. Este error es uno de los más comunes. Tendemos a pensar que cuanto más cantidad de cosméticos apliquemos en nuestro rostro menos se notarán nuestras imperfecciones. Solemos aplicar primero el corrector y después la base de maquillaje, lo que nos lleva a cubrir de nuevo las ojeras con este segundo producto. Lo ideal sería aplicar la base dejando la zona del ojo sin cubrir para aplicar después el corrector y fundirlo.
  • No hidratar la zona. Este paso es obligatorio y fundamental. Hidratar no solo pasa por usar crema para el rostro, sino también por utilizar un contorno de ojos específico que mantenga la zona en perfecto estado, esto evitará que se cuartee después el producto.
  • No usar un fijador de maquillaje. Puedes hacer todos los pasos previos de forma correcta pero si no aplicas un fijador después, acabará estropeándose a medida que pasen las horas. Usa el formato polvos o spray, pero utilízalo.

corrector-2zVER GALERÍA

Más sobre