¿Estás utilizando el contorno de ojos adecuado para ti?

¿Bolsas, pequeñas arrugas, ojeras? Elige el contorno de ojos idóneo para tu edad y tus necesidades e incorpóralo desde ya a tu rutina de belleza

Sabes que hidratar la piel es un paso fundamental en tu rutina de belleza diaria, que existen cremas y soluciones destinadas específicamente al área del contorno de los ojos, que evitar la pereza a la hora de aplicarte los cosméticos es esencial y que la alimentación, así como un correcto descanso, se hacen imprescindibles para que tu mirada se vea fresca y relajada. Todo esto lo tienes más que claro, pero llegados a este punto, ¿estás segura de que utilizas el contorno de ojos adecuado? Dependiendo de la edad, esta zona de nuestro rostro tiene unas exigencias específicas, así como también se ve afectada por nuestro ritmo de vida diario y las consecuencias que revela en nuestros ojos —ojeras, bolsas, signos de fatiga—. Tu mirada es el espejo del alma, por eso mismo, toma nota e incluye el contorno de ojos que realmente necesitas en tu kit de belleza con estas premisas.

- Entre los 20 y los 30 años: A partir de los 25 años es importante comenzar a hidratar esta zona con más detenimiento gracias a productos con fórmulas ligeras ricas en vitaminas A y C. Con ellos, lo que se intenta precisamente es prevenir la formación de arrugas o retrasar la evolución de los primeros surcos.

- El punto de inflexión, entre los 30 y los 40: Durante esta década la producción de colágeno tiende a disminuir, lo que provoca el afinamiento de la dermis y la consiguiente aparición de las primeras arruguitas. A partir de los 30 años se aconseja el uso de contornos de ojos con propiedades hidratantes y antioxidantes, en los que el aceite de argán, el de almendra o los polifenoles de uva pueden ser nuestros mejores aliados para proteger al piel de las agresiones externas.

- De los 40 a los 50 años: No es de extrañar que a esta edad notes un enrojecimiento generalizado de la zona, que toma una tonalidad un tanto más grisácea o la presencia de manchas oscuras. Todo se debe a que los vasos sanguíneos que irrigan la zona se han dilatado y la piel pierde tono. En este caso es recomendable utilizar fórmulas concentradas en ácido hialurónico y vitaminas A y C, sobre todo si se aplican mediante roll on o bola de acero, lo que estimulará la microcirculación y favorecerá su descongestión.

- La década de los 50: Durante esta etapa hay que enfrentarse a la menopausia, lo que produce una disminución de los estrógenos y, por consiguiente, una pérdida de elasticidad en la piel. En estos momentos, los productos antiedad y las soluciones con efecto lifting a base de péptidos ayudarán a que la piel produzca de nuevo las sustancias que necesita para mantenerse firme, como es el colágeno.

- A partir de los 60 años: A partir de esta edad se recomiendan los contornos de ojos que no tengan únicamente acción antiedad, sino que también nos ayuden a luchar contra la inflamación o el enrojecimiento de la piel. Por eso, nada mejor que utilizar fórmulas que contengan péptidos, ceramidas —un tipo de lípido— y agentes naturales como la cafeína.

- Productos específicos: Es importante tener en cuenta que también existen contornos especializados en problemas concretos de esta zona, como son las bolsas o las ojeras, destinados a revitalizar el área, reparar los daños producidos por el cansancio, la polución y la edad, así como devolverle la luminosidad a la piel.

En el caso de que todavía no tengas este producto, te advertimos que es indispensable incluirlo en nuestra rutina de belleza diaria, tanto para prevenir como para proteger, reforzar y mimar una piel tan sensible como ésta. ¡Comienza a usarlo desde ya!

Más sobre