habitos_detox_antes_navidad_1tt

5 hábitos 'detox' que puedes hacer antes de Navidad para evitar las dietas de enero

Prepara tu cuerpo para los excesos con estas sencillas rutinas

Se acerca la Navidad y, con ella, infinitas comidas y cenas con familiares, amigos, compañeros de trabajo, pareja... Unas semanas de excesos que suelen terminar con una dieta estricta a la vuelta de las vacaciones. Pero, ¿y si pones en marcha un plan detox previo para preparar tu cuerpo y no notar tanto las temidas consecuencias? No significa que tengas que pasar hambre ni alimentarte a base de zumos verdes. Simplemente tienes que establecer una rutina de hábitos saludables para equilibrar cuerpo y mente. Hazlo. Son fáciles y funcionan.

1. Consume más fruta y verdura

Los alimentos ricos en fibra ayudan a que nuestro aparato digestivo funcione de forma correcta. La OMS (Organización Mundial de la Salud) recomienda comer al menos cinco piezas o porciones (o 400 g) de frutas y verduras al día. Una medida que además de ayudarnos a reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, nos garantiza la ingesta diaria recomendada de fibra. Replantea tus menús e incorpora un plato de verduras en la comida y la cena, y toma fruta entre horas. Otra buena opción para consumir fibra es sustituir las harinas refinadas, que no aportan apenas nutrientes y están presentes en el pan o las pastas, por cereales integrales.

 

2. Come tranquila y reduce las porciones

Muchos nutricionistas recomiendan masticar hasta 25 veces cada bocado antes de tragarlo. Una cifra que un reciente estudio elaborado por la Universidad de Iowa eleva a 40. Masticar con cuidado los alimentos nos facilita una mejor digestión, impide que entre aire en exceso en nuestro sistema digestivo y nos sacia antes. También sugieren ingerir cinco comidas diarias en raciones pequeñas, para no exceder la cantidad de calorías diarias recomendadas.

3. Haz ejercicio por las mañanas

El sudor es otra de las formas que tiene nuestro cuerpo de liberar toxinas y metales pesados que ingerimos en las comidas -aunque el porcentaje no es muy elevado-, realizando esa especie de detox natural en nuestro cuerpo. Pero además, la ciencia asegura que practicar algún tipo de actividad física por la mañana, ayuda a reducir la sensación de apetito durante el día, y te hace más productiva. No es casual que muchas de las modelos hagan deporte antes de las diez de la mañana.

 

Una publicación compartida de Gisele Bündchen (@gisele) el

 

4. Bebe mucha más agua

Seguro que todas las mañanas te levantas con el propósito de beber más agua, pero cuesta y terminas por abandonar la tarea. Aunque la cantidad recomendada varía en función de la edad y el sexo, el congreso Nacional de Hidratación determinó que una mujer debe beber al menos dos litros de agua al día. El agua ayuda a eliminar toxinas y favorece el buen funcionamiento de nuestros riñones. También evitará que sientas fatiga y dolores de cabeza provocados por la falta de líquido. Si beber solo agua te resulta complicado, puedes probar con las influsiones.

 

5. Duerme al menos ocho horas

Dormir bien es fundamental para que nuestro organismo funcione correctamente, se reduzca el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares y además es beneficioso para nuestro corazón. Además, según un estudio llevado a cabo por el Instituto del sueño de la Universidad de Washington, un buen descanso afecta al peso y al índice de masa corporal (IMC). Por el contrario, dormir mal aumenta los niveles de grelina, conocida como hormona del apetito. ¡Así que no lo dudes! Acuéstate antes e intenta cumplir con las horas reglamentarias, durante el día notarás que tienes menos ganas de picar entre horas y estarás de mejor humor.

Más sobre