El truco de Kylie Jenner y otros remedios para evitar morderte las uñas

Si no puedes evitar moderte impulsivamente tus uñas cada vez que sufres estrés y nervios toma nota de estos seis remedios que podrán ayudarte a decir adiós a este mal hábito

El estrés, el miedo y los nervios son algunos de los factores más comunes que nos llevan a mordernos las uñas de forma incontrolada, un hábito que conocemos como onicofagia y que más allá de ser un problema estético puede tener serias consecuencias para tu salud. Infecciones en la piel, cutículas y dedos, heridas, deformidad de las uñas, lesiones en la boca… son muchos los inconvenientes de este acto que si bien te calma por un momento no te hace ningún bien. Por ello recogemos una serie de soluciones perfectas para que venzas este problema y luzcas unas manos cuidadas y bonitas.

Cómo dejar de moderte las uñas

  • La empresaria Kylie Jenner te da una primera opción que, además, te permitirá lucir una bonita manicura. Decántate por unas uñas de gel o postizas tal y como hace esta celebrity, los productos utilizados así como el material de la uña te quitarán por completo las ganas. Para evitar que sea peor el remedio que la enfermedad acude a un centro especializado en el que previamente hidraten y limpien a fondo tus uñas para evitar que se debiliten.  Si no deseas gastar este dinero en este tipo de tratamientos usa, simplemente, un pintauñas, el fuerte olor del mismo te disuadirá. También puedes acudir a la farmacia y adquirir los esmaltes creados específicamente para luchar contra la onicofagia que huelen y saben mal.

unas-2zVER GALERÍA

  • Si tu problema viene causado por el estrés o la ansiedad debes buscar un sustituto para calmarte como puede ser apretar una pelota antiestrés o comer chicle, en ningún caso recurras a hábitos poco saludables como puede ser fumar o pegarte atracones de comida. Si todo esto no funciona también puedes ponerte en manos de un experto que te ofrezca ejercicios para tratar tu problema de ansiedad.
  • Los remedios caseros siempre son una buena alternativa. Recubre tus uñas con zumo de limón, frota un diente de ajo o una guindilla sobre ellas, tanto el olor como el sabor hará que las ganas disminuyan. Si este tipo de productos es too much para ti escoge aloe vera, pese a ser una planta con numerosas propiedades no tiene un sabor agradable, unta tus uñas dos veces al día y conseguirás mantenerlas alejadas de tu boca.
  • Si además quieres aprovechar para desinfectar las cutículas o las pequeñas heridas que te hayas causado con este mal hábito recurre al vinagre blanco introduciendo los dedos un par de veces al día.

unas-1zVER GALERÍA

  • Otra de las cosas que puedes hacer es cortar tus uñas con frecuencia, no olvides que cuanto más largas las dejes más ganas tendrás de morderlas. Al estar cortas se romperán menos y por extensión no tendrás la excusa de arreglar un pico roto y te será más fácil llevarlas perfectas.
  • Por último mantén tus manos ocupadas. Si estás escribiendo, realizando cualquier actividad o simplemente jugando con un bolígrafo conseguirás distraer tu atención y olvidarás ese deseo incontrolable por “comerte las uñas.”

Más sobre