Extensiones de cejas, ¿sabes en qué consiste esta técnica?

Si estás pensando en un tratamiento de cejas para conseguir un marco delineado y poblado sin necesidad de maquillaje, deberías leer esto

Ya sea por una cuestión genética, porque se te ha ido la mano con las pinzas en alguna ocasión o a consecuencia de un tratamiento médico, es habitual ver cómo nuestras cejas han perdido grosor, sufren escasez de pelo, se han redondeado en exceso o incluso descubrir pequeñas calvas. Llegados a ese punto, es normal que nos asalte el temor de ver nuestra cara desdibujada y de perder ese marco cargado de personalidad que imprimen unas cejas pobladas. Y es que, esta parte de nuestro rostro tienen una función mucho más importante de la que creemos, capaz de definir nuestros rasgos, enmarcar nuestra mirada e incluso rejuvenecernos. Por eso mismo, un largo adecuado, un ángulo equilibrado y la forma idónea podrán ayudar a mudar tu aspecto, resaltar tus ojos, suavizar tus facciones y favorecerte sobremanera. ¿Sufres de cejas poco pobladas y buscas una solución? Entonces permanece atenta a la nueva técnica que te presentamos: las extensiones de cejas.

¿En qué consiste?

Al igual que sucede con las extensiones de pestañas, este tipo de tratamiento se basa en añadir pelo sintético a tus fibras de cabello naturales a través de un adhesivo hipoalergénico especialmente diseñado para pieles sensibles. El tratamiento se hace pelo a pelo para que el resultado final tenga un aspecto de lo más natural. Además, por el simple hecho de tratarse de fibras sintéticas, no tendrás que preocuparte en ningún momento porque el contacto con el agua pueda dañarlo o desfigurarlo. Es importante que, para realizar esta técnica, acudas a un centro especializado donde realicen un seguimiento detallado del proceso, analizando su forma, el tipo de pelo, rediseñándola, estudiando las características de la piel y buscando un tono que se aproxime al máximo al color de tus propias cejas.

Modo de aplicación

Dependiendo de las necesidades de cada mujer, hablamos de un proceso que puede tardar entre quince minutos y una hora. Para comenzar, se desmaquillan las cejas desde la base hasta la punta. A continuación, se dibuja la línea que marca el comienzo y el final de la misma para, acto seguido, aplicar las extensiones de tal forma que se fijen en la dirección correcta. Una vez aplicadas, se peinan, se recortan y se maquillan para lograr la forma deseada.

¿Cuánto cuesta?

Al igual que sucede con el tiempo invertido en la aplicación, el coste del tratamiento dependerá de las necesidades específicas de cada mujer. De hecho, según las necesidades de cada ceja, el coste podrá oscilar entre los 10€ y los 100€.

¿Cuánto tiempo dura?

Las extensiones suelen durar entre 2 y 3 semanas, y no requieren ningún tipo de cuidado especial. Sin embargo, sí que podrás realizarte retoques semanales cuyo precio estará entre los 15€ y los 20€.

¿Puedo maquillarme con normalidad?

Sin ningún tipo de problema, incluso la zona de las cejas. Sin embargo, este paso no es imprescindible, ya que con las extensiones aplicadas, esa zona ya se verá lo suficientemente poblada y bien definida.

¿Existen otras alternativas?

Por su puesto que sí. Si buscas dotar a tu rostro de carácter y personalidad por medio de tus cejas, y el problema es que las has depilado en exceso, lo mejor que puedes hacer es dejarlas crecer y acudir a tu centro de estética para que un profesional vuelva a definir una forma adecuada para tu rostro.

Por otra parte, el maquillaje puede ser otra alternativa perfecta a la hora de rellenar las pequeñas calvas que puedan tener tus cejas con precisión e intensidad. Un producto muy útil, por ejemplo, sería el Super Liner Brow Artist de L’Oréal.

Además, también existen tratamientos especiales como son el tatuado de cejas y técnicas semipermanentes que te ayudarán a definir unas cejas de ensueño, como la micropigmentación y el microblanding. ¡No volverás a envidiar las cejas de nadie!

Más sobre