Seis razones por las que amarás la coleta alta (en todas sus versiones)

¡Atrévete con un clásico! La coleta alta es la solución veinticuatro horas que estás buscando. Te desvelamos en seis claves por qué continúa siendo el peinado más 'trendy'

Desde las cabezas más célebres de la alfombra roja, hasta los beauty looks más casual. Pocos peinados pueden presumir de ser tan sumamente sencillos en la ejecución y de conseguir un resultado tan favorecedor provisto, además, de infinitas connotaciones. Y es que, dependiendo de qué coleta alta elijamos, este versátil recogido logrará coronar nuestra estética con un toque sexy, desenfadado, retro, deportivo, clásico o incluso pretendidamente grunge. No importa el largo, ni siquiera la textura, una coleta alta siempre es bienvenida en cualquier situación y contexto, desde los más desenfadados hasta los más selectos. ¿Buscas más razones para hacer de ella tu peinado fetiche esta estación? Pues toma nota porque venimos cargados con seis motivos de peso.

1. Es el buque salvavidas ante un Bad Hair Day

Sencilla, casual y sumamente cool. Pocos peinados son tan eficientes como la coleta alta a la hora de salvar nuestro aspecto en esos días en los que nos hemos levantado con el pelo encrespado, un tanto apelmazado o no nos ha dado tiempo a lavarlo para irnos a la oficina. Podemos optar por su versión más tirante, recogerla deliberadamente deshecha y sin aderezos e incluso incluir algún accesorio en el que centrar la atención.

2. En su versión más pulida, ¡estiliza!

Aunque te resulte raro, lo cierto es que sí. La coleta alta en su versión híper pulida y tirante tiene el don de funcionar a modo de lifting instantáneo, sin necesidad de cosméticos ni de cirugías de por medio —¿por qué crees precisamente que muchas celebrities la lucen sobre la alfombra roja?—. Además de afinar tus pómulos, los laterales pulidos y tirantes harán que ganes centímetros de forma óptica.

3. Es atemporal e icónica

No hay temporada en la que no nos reafirmemos en la creencia de que la coleta será uno de los peinados ineludibles de la estación, cuando lo cierto es que su hegemonía jamás se ha visto amenazada. Y es que ¿existe algún que otro peinado tan socorrido y tan icónico como éste? Es imposible olvidar la coleta alta híper romántica y voluminosa con mechones sueltos y lazada, de Brigitte Bardot. Tampoco pasó desapercibida la versión de Catherine Deneuve, con puntas ensortijadas y flor en lo alto; o la coleta nineties de Madonna con una coleta en lo alto de la coronilla, trenzada en la base y con acabado ondulado. ¿Te inspirarías en alguno de estos clásicos?

4. Rápida en la ejecución

Ya no es sólo por falta de tiempo, sencillamente hay días en los que, aunque tuviésemos horas y horas para acicalarnos, únicamente nos apetece asociarnos con la ley del mínimo esfuerzo, eso sí, procurando un resultado de fábula —porque somos así—. ¿Quién no ha recurrido en esos momentos a una coleta alta? Además, existen versiones muy sencillas de hacer cuyo resultado es híper sofisticado, por ejemplo, la coleta pulida con goma oculta. Sencilla, limpia y con el pelo retirado o la raya bien marcada. Las coletas pulidas de cabello híper-liso guardan un único secreto, el hecho de hacerse cuando el pelo está limpio, pero no recién lavado, para que el resultado sea perfecto —tras aderezarlo con un poco de fijación—. A la hora de buscar un plus de sofisticación, lo mejor es optar por no dejar la goma a la vista, decantándonos por un sencillo giro. Para ello, únicamente tendrás que coger un mechón grueso de cabello de la propia coleta y enrollarlo sobre la goma sujetándolo con una horquilla, ¡así de simple!

5. Existen decenas de versiones posibles

La coleta alta acepta todas las revisiones, aderezos y giros que queráis darle. Por ejemplo, podéis optar por su versión bubble, la favorita de Blake Lively, donde se presenta dividida en secciones mediante gomas, imitando la forma de las burbujas. También existe la coleta ladylike, con extra de volumen y ondas marcadas. ¿Loca por las trenzas? Inclúyelas en la raíz o salpicadas a lo largo del recogido. ¿Se le puede pedir más?

6. Admite accesorios

Muchas veces no somos conscientes del poder de los complementos para el cabello, capaces de transferirle a nuestra coleta un aspecto más sofisticado, dulce o divertido, dependiendo por cuál optemos. Con un gesto tan sencillo como colocar un coletero metalizado, atar un pequeño lazo o incluir unas horquillas embellecidas, podremos lograr dar un giro radical a nuestro aspecto, ¡pruébalo!

¿Convencida de hacerte una coleta alta en este mismo instante? Entonces es que ya hemos logrado nuestro propósito. Eso sí, no dudes probarla en todas sus versiones posibles.

Más sobre