¿Por qué deberías apostar por un 'look nude' en tu maquillaje?

Si no quieres saturar tu piel con un exceso de maquillaje escoge, como hacen muchas 'celebrities', un acabado 'nude', 'look' que le dará a tu rostro un punto de vitalidad y frescura. Te contamos cuáles son sus secretos para que tú también puedas lucirlo

En primer lugar, ¿tienes claro cuál es el color nude? Se trata de un tono similar al de la piel, y uno de los más usados para conseguir un maquillaje de lo más natural. Es de sobra sabido por todos que el maquillaje perfecto no es el más recargado y más colorido, sino aquel que te embellece enfatizando tu propia belleza natural sin que apenas se noten los cosméticos usados, y eso es lo que hace, precisamente, esta tonalidad respetando siempre la armonía del rostro y realzando tus rasgos. Por tanto si deseas conseguir un toque de frescura y luminosidad esta es tu mejor opción.

nude-1zVER GALERÍA

'Tips' para conseguir un maquillaje nude

Antes de comenzar a maquillarte debes preparar el rostro limpiándolo a conciencia y aplicando una crema hidratante, con un suave masaje, para conseguir un aspecto más saludable mientras cuidas de tu cutis, después puedes usar un pañuelo de papel para retirar el exceso de producto. ¿Lo tienes? Ahora es el momento de aplicar la base, es importante que escojas un formato fluido y mate que se asemeje lo más posible a tu tono de piel, así conseguirás un acabado homogéneo y muy natural. Si quieres que el resultado sea el de una piel jugosa aplícalo con una esponja húmeda.

Después llega la hora de recurrir al corrector, ya que lo más importante para conseguir este acabado nude es tapar aquellas imperfecciones que afean nuestro rostro. No olvides escoger el color más indicado para tu problema y aplicarlo con ligeros toques en las zonas conflictivas. Si quieres que tu maquillaje dure intacto más tiempo, fíjalo después com unos polvos matificantes aplicándolos, sobre todo, en la zona T del rostro. Al aplicar el colorete no te excedas en cantidad, pon un par de toques y escoge tonos dorados o rosados en función del color de tu rostro.

Para tus ojos cuanto menos los recargues, mejor. Deja a un lado las sombras oscuras y llamativas y escoge un ocre o marfil, colores casi imperceptibles que le darán un punto de luz a tu mirada y que deberás difuminar bien por todo el párpado móvil. En lugar de recurrir a un eyeliner pinta la raya en la línea de agua superior con un lápiz marrón. Si no puedes pasar sin usar tu máscara de pestañas apuesta por un tono marrón o incluso transparente y aplica un par de pasadas evitando crear grumos o un acabado demasiado voluminoso que resulte artificial.

nude-2zVER GALERÍA

En el caso de tus labios la cosa está clara. Las barras de labios rojas se quedan para esas noches en las que buscas un acabado sensual, en este caso pon un toque de gloss transparente o un labial lo más similar al tono de tus labios.

El secreto para conseguir un maquillaje nude perfecto es seleccionar siempre tonos de la misma gama (marrones claros, melocotón, ocres…) y aplicarlos de forma correcta sobre los puntos de luz para crear volúmenes que te darán un acabado perfecto y muy favorecedor, ¿has apuntado todo? Ahora es momento de que hagas la prueba. 

Más sobre