¡Miradas naturales e intensas! Qué son y cómo se colocan las pestañas postizas individuales

¿Tienes pequeñas calvas en las pestañas? tranquila tenemos la solución ideal a tu problema, las pestañas postizas individuales, descubre en qué consisten y cómo se colocan

Si hay una premisa indiscutible en el mundo beauty es que unas pestañas infinitas y pobladas aportan intensidad y belleza a tus ojos dotando a tu rostro de sensualidad, pero, para conseguirlo el maquillaje no siempre es la mejor opción. Si partimos de unas pestañas cortas y poco pobladas de nada sirve aplicar varias capas de rímel, en ese caso es necesario recurrir a otras alternativas, pero ¿cuáles? Si no deseas optar por las extensiones o simplemente no puedes pagar este tratamiento y sus constantes retoques, las postizas se convierten en una buena opción.

Para que las tiras completas cumplan su cometido y luzcan naturales es necesario tener maña y un buen pulso y en ocasiones esto no soluciona tu problema. Puede que tus pestañas tengan un largo perfecto, pero diferentes factores como un mal uso del maquillaje, la ingesta de medicamentos o ciertos problemas de salud las hayan debilitado dejando en ellas antiestéticos huecos, tranquila existe otra alternativa más adecuada para ti, las pestañas individuales. Conoce todo sobre esta opción y aprende a colocártelas tú misma.

individuales-2zVER GALERÍA

Cómo colocar tus pestañas individuales

Pese a llamarse así, esta opción no consiste en pegar una a una sino que vienen en pequeños grupos de tres facilitando así su colocación. En el mercado actual existen diferentes grosores y longitudes entre los que tendrás que escoger aquel que más se asemeje al tuyo para obtener un resultado más natural.

¿Las tienes? Es hora de comenzar. En primer lugar usa, con cuidado, un rizador para dar un mayor volumen a tus pestañas, después aplica una dosis generosa de rímel y prepárate a pasar a la acción. Debes escoger un pegamento de calidad y sobre todo que sea hipoalergénico para asegurarte así de que no dañas tus ojos. Aplica sobre una base (puedes usar un CD o una tapa de caja metálica que no utilices) una dosis de pegamento, coge tus pestañas individuales con unas pinzas de depilar, pasa la base por el pegamento (sin excederte con la cantidad) y espera unos segundos antes de ponértelas para que este coja textura.

A continuación colócalas por encima de la línea de tus pestañas naturales lo más cerca posible de la raíz y justo en aquellas zonas donde tengas calvas. Espera unos 15-20 segundos mientras se adapta el pegamento y sigue con el siguiente grupito de pestañas. Una vez hayas terminado de ponerlas todas deja pasar unos 10 minutos para que se seque el pegamento y después podrás volver a aplicar rímel (siempre con mucho cuidado para que no se despeguen) para fundirlas con tus pestañas naturales y conseguir un acabado perfecto. Para facilitarte el trabajo puedes recurrir a un espejo de aumento y por último puedes dibujar una raya con eyeliner para ocultar cualquier imperfección.

individuales-1zVER GALERÍA

Más sobre