¿Cejas poco pobladas? Prueba la micropigmentación

Tener las cejas poco pobladas ya no será un problema para ti, descubre la micropigmentación y las ventajas de este tratamiento 'beauty'.

Las cejas son una parte importante de nuestro rostro porque son las encargadas de dotarlo de expresión, por ello una excesiva depilación o la ausencia de vello puede dar como resultado un semblante vacío, situación que lleva a muchas mujeres a recurrir al maquillaje o a diferentes tratamientos estéticos para dibujarlas de nuevo. Con el paso del tiempo las técnicas van avanzando y más allá del rudimentario tatuaje permanente encontramos nuevas opciones, como la micropigmentación, cuyos resultados son más profesionales y naturales, ¿quieres saber en qué consiste? Conoce todas las ventajas de esta opción.

Lee: Te lo contamos todo sobre el 'microblading'

micro-2zVER GALERÍA

Dibuja tus cejas con la micropigmentación

En primer lugar es importante conocer las causas que nos llevan a perder el vello en esta zona. Además del paso del tiempo y una excesiva y mala depilación existen otros problemas (de carácter médico) que deberán ser tratados y consultados con un especialista antes de someterse a técnicas estéticas, como por ejemplo los traumatismos (golpes, quemaduras…) trastornos autoinmunes, algunos medicamentos (píldoras anticonceptivas, anticoagulantes, tratamientos para la artritis…) el hipotiroidismo y otras enfermedades.

Lee: Tatuaje de cejas: Micropigmentación vs. microblading, ¿qué técnica es mejor?

En una época en la que triunfan los diseños de cejas poblados y salvajes, cada vez son más las mujeres que deciden someterse a estos tratamientos para dotar a su rostro de personalidad. La micropigmentación se muestra como una gran opción para mejorar notablemente la autoestima y dotar de belleza al semblante. Se trata de un proceso por el cual se aplican pigmentos naturales sobre las capas superficiales de la piel para que la propia dermis los absorba. ¿Cómo se hace?, muy sencillo, se utiliza un lápiz parecido al de las máquinas de tatuar con el que se van creando trazos individuales simulando al vello. Su duración es de 12 a 18 meses, tiempo tras el cual habrá que retocar el trabajo debido a que el color se va perdiendo y puede que los bordes empiecen a perder forma. Aún así este procedimiento tiene ciertas ventajas que acabarán por convencerte:

  • Al hacerse pelo a pelo el resultado es mucho más natural que los tatuajes permanentes, puedes además usar la técnica para rellenar los huecos de las cejas poco pobladas consiguiendo un diseño perfecto. El dibujo no será tan obvio como los tattoos ya que existe una amplia gama de colores que se fundirán a la perfección con tu tono de vello. 

micro-1zVER GALERÍA

  • Es un proceso indoloro (a diferencia de un tatuaje normal) y para las pequeñas molestias que sí genera existen cremas anestésicas que puedes aplicar una hora antes del tratamiento para que no te incomode en absoluto, además, el tiempo de duración es, aproximadamente, de menos de una hora, ¡pasará volando!
  • Si antes de someterte a este tratamiento dedicabas tiempo todas las mañanas en dibujar tus cejas y maquillarlas de forma precisa, tras él podrás ahorrar tiempo y dinero en maquillaje, además, al no ser algo permanente si no estás convencida con el diseño podrás modificarlo pasado el efecto.

Más sobre