Las pestañas postizas a examen: Pros y contras

¿Estás pensando en ponerte unas pestañas postizas? Te desvelamos las ventajas e inconvenientes de utilizar esta técnica

Las pestañas postizas son una de las herramientas más socorrida por las celebrities a la hora de culminar un beauty look espectacular, en el que enmarquen su mirada con un largo XL, un volumen envidiable y una curvatura que parece casi imposible. De ahí que también se haya convertido en todo un recurso para muchas mujeres que quieren dar un giro a su imagen en las citas más especiales. Sin embargo, ¿realmente son recomendables? ¿Estás pensando en hacerte con unas pero te suscitan demasiadas dudas? Hoy te revelamos los pros y los contras de este tipo de práctica.

¿Qué son las pestañas postizas? Básicamente, grupos de pequeños cabellos sintéticos o naturales que se adhieren al párpado con la ayuda de un pegamento especialmente diseñado para ello. Partiendo de aquí y como primer consejo, según los expertos, en el caso de que vayas a ponerte unas pestañas postizas apuesta siempre por las de pelo natural, puesto que tendrán menos brillo y peso que las plásticas, resultando menos artificiosas y presentando un aspecto más cuidado.

Pestañas postizas prosVER GALERÍA

PESTAÑAS POSTIZAS: A FAVOR

  • Para un momento determinado en el que quieras conseguir un maquillaje de ojos sexy y una mirada de infarto, lo cierto es que las pestañas postizas son una buena solución puntual —sobre todo si es un experto quien te las coloca, que es siempre lo más recomendable—.

  • Si optas por las naturales y, a su vez, por las individuales o aunadas en pequeños grupitos, en lugar de las que se presentan en una sola tira, el resultado será más natural e impactante.

  • Tras ponerlas, te permitirá maquillarte perfectamente, así como aplicar máscara de pestañas. De hecho es recomendable que extiendas el rímel conjuntamente para lograr que unas se adhieran a las otras, creando una sensación de volumen, unidad y naturalidad.

Pestañas postizas contrasVER GALERÍA

PESTAÑAS POSTIZAS: EN CONTRA

  • Lo cierto es que para colocarte las pestañas postizas has de tener bastante maña. Son difíciles de fijar y conviene armarse de paciencia para ponerlas de forma correcta y que no queden huecos o resulten demasiado artificiosas.

  • No estamos hablando de una técnica permanente, sino de una aplicación temporal que has de retirar en cuanto te vayas a dormir si no quieres sufrir algún tipo de reacción o alergia.

  • Su uso diario no está recomendado, pudiendo debilitar el párpado de forma gradual, así como acumular bacterias —en el caso de que utilicemos las mismas— que conlleven una problemática infección. Además, cada piel tiene unas necesidades y puede reaccionar ante ciertos productos, por lo que has de testar el pegamento en la muñeca antes de usarlas.

¿Te convence esta técnica o buscas otra solución para tus pestañas? Si estás a favor has de leer ‘Cómo lucir unas pestañas postizas’ para su correcta utilización. Si estás en contra, puedes ver otros métodos como ‘Un lifting’… ¿también para tus pestañas?

Más sobre