Si hay un elemento de Pilates que nos permite trabajar todo el cuerpo en su conjunto ese es el aro o círculo mágico. Además de ayudarnos a conseguir uno de los principios básicos de Pilates, como es corregir las malas posturas mediante la colocación correcta de los hombros, ¡es fabuloso para trabajar glúteos, piernas, pecho y brazos! Quizás no consigamos ser Kim Kardashian, pero eso no significa que no vayamos a alcanzar resultados. Te enseñamos algunos ejercicios con los que empezar a familiarizarte con esta maravillosa herramienta.

VER GALERÍA

Más sobre