Nos pasamos gran parte de nuestra vida buscando desesperadamente la felicidad, sin darnos cuenta de que, en realidad, esta se encuentra dentro de nosotras mismas. Y es que según el psiquiatra Luis Rojas Marcos, autor, entre muchos otros libros, de “Secretos de la felicidad”, el mapa genético del ser humano está diseñado para que seamos felices. Ahora bien, también es verdad que de nosotros va a depender, en gran medida, desarrollar una aptitud que nos permita adaptarnos a los cambios físicos, psicológicos o sociales que se suceden a lo largo de los años para proteger nuestro nivel de satisfacción con la vida y que, según este prestigioso especialista, suele ser elevado, aunque no lo vayamos pregonando a los cuatro vientos.


Fomentar esta capacidad para encajar y superar los retos que nos pone por delante la vida es perfectamente posible, siempre y cuando estemos dispuestas a emplear una buena dosis de aprendizaje, motivación y esfuerzo. Tres cualidades que recoge a la perfección ESCADA Joyful, el nuevo perfume de ESCADA. Una fragancia dirigida a todas aquellas mujeres que se enfrentan a la vida con positividad, espontaneidad y encanto, aprovechando cada oportunidad y disfrutando de la seguridad y la jovialidad que le ofrece cada día.

Y hablando de la felicidad, merece la pena citar, precisamente, la última ponencia que presentó Luis Rojas Marcos en el II Congreso Internacional de la Felicidad porque desgranó algunas de las claves que nos pueden ayudar a protegerla, ¿Quieres saber cuáles son? ¡Toma nota!

1. Comunícate: La palabra, ya sea hablada o escrita, es un potente protector de la felicidad porque al comentar o describir nuestros temores, preocupaciones o sentimientos se amortigua la intensidad emocional.

2. Conéctate afectivamente con los demás: Mantener relaciones gratificantes con otras personas nos proporciona satisfacción con la vida en general. Cultivar la amistad, procurar tener un buen ambiente laboral o participar en alguna asociación desarrolla nuestro sentido solidario y nos permite una mejor defensa ante las incertidumbres que en ocasiones nos plantea la vida.

3. Haz ejercicio físico: Algo que no nos cansaremos de repetirte. Hacer ejercicio de manera regular protege de las enfermedades, nos libera del estrés que acumulamos en nuestro día a día, nos revitaliza y nos ayuda a dormir mejor, todo lo cual influye muy positivamente en nuestro estado de ánimo.

4. Aprende a fomentar tu capacidad de adaptación: Ante un mundo en permanente cambio hay que ser, más que nunca, flexibles y, a la vez, más resistentes.

5. Controla las situaciones negativas: Toma las riendas de las situaciones de crisis que vivas y no esperes a que otros lo hagan por ti.

6. Cultiva el pensamiento positivo: Tener una perspectiva favorable de la vida, cultivar el optimismo es fundamental para hacer frente a las adversidades de la vida.

7. Cuida tu autoestima: Se trata de que mimes la imagen que tengas de ti, el cómo te valoras, la confianza que tienes en tus cualidades. ¡¡Quiérete!!

8. Diversifica tus parcelas de felicidad: La familia, los amigos, la pareja, el trabajo… son diferentes ámbitos que debes cuidar porque cuando una falla, las otras pueden ayudar a superarlo.

9. Ten sentido del humor: Es otro gran protector de la felicidad porque nos da una perspectiva diferente. A través de él se pueden ver las contradicciones o disonancias de las diferentes situaciones que vivimos, además, alivia los miedos e inseguridades.

10. Disfruta de los pequeños placeres de la vida: Pasar tiempo con la familia, con los amigos, cocinar o dar un paseo por la naturaleza contribuyen a nuestra felicidad y bienestar.

Este decálogo no es más que una pequeña guía que nos confirma lo que comentábamos al principio: la felicidad está realmente dentro de nosotras, y su consecución nos plantea un reto que se apoya en diferentes aspectos de nuestra vida pero, sobre todo, en la actitud que mantengamos en nuestro día a día.


Una actitud que debería estar marcada por el positivismo, porque la felicidad podría ser considerada como un estado de ánimo en el que todo parece posible y nada es demasiado desalentador. La nueva fragancia de ESCADA, ESCADA Joyful recoge a la perfección esta actitud vital. Una efervescente fragancia floral que transmite la dulzura del rocío matinal. Sus notas de peonía fresca, rodeadas de aromas florales de magnolia, su sabroso toque frutal a grosellas negras y los matices dulces a panal de abeja son las características más destacadas de un aroma que personifica la alegría de vivir. Y es que Escada Joyful es una fragancia floral pensada para mujeres que encaran la vida con optimismo, que disfrutan del lado bueno de cada momento y que aprovechan todas las oportunidades que les brinda la vida. Una fragancia pensada especialmente para ti. ¡Te encantará!

Más sobre