La esposa de Michael Phelps teme perder a su marido por la grave depresión que padece

Nicole Phelps se sincera acerca de la enfermedad que sufre el nadador desde hace años

Michael Phelps, el nadador estadounidense y el deportista olímpico más condecorado de todos los tiempos, con un total de 28 medallas, no atraviesa su mejor momento. Su esposa, Nicole, ha concedido una entrevista al medio Today en la que confiesa el miedo que siente a perder a su marido por la depresión que padece desde hace años. El campeón de natación ya reconoció en abril de 2018 sus preocupantes problemas de salud: "Soy alguien que ha pasado por al menos tres o cuatro periodos de depresión fuerte después de los Juegos Olímpicos y llegué a poner mi vida en peligro". Phelps relata que tocó fondo tras los Juegos Olímpicos de Londres 2012, cuando anunció por primera vez su retirada de la competición.

Michael Phelps y su esposa, NicoleVER GALERÍA

Nicole Phelps, con quien el nadador se casó el 13 de junio de 2016, ha revelado su temor constante por la enfermedad de su marido. "Después de que Vanessa perdiera a Kobe Bryant, todo lo que pude hacer fue mirar a Michael y decir: '¿Podemos ayudarte? Porque si te pierdo, no sé qué voy a hacer'", cuenta la que un día fue Miss California. "Michael es el padre y marido más asombroso que podría haber deseado". El matrimonio ha formado una bonita familia junto a sus tres hijos: Boomer, de 4 años, Beckett, de 2, y Maverick, de 16 meses.

Su esposa se ha volcado en su cuidado y trata de ayudarle en todo lo que está a su alcance, pero se ha dado cuenta que solo puede hacerlo hasta cierto punto. "Solía pensar: '¡Oh, puedo arreglarlo! Puedo ser terapeuta, puedo ser lo qué el necesita'. Pero lo que he aprendido es que no puedes responsabilizarte de cómo se siente, no importa cuánto le quieras".

-Joseph Schooling, el niño que soñaba con ser como Michael Phelps y le batió en Río

-¿Qué hace una estrella olímpica cuando dice adiós a los Juegos?

.- Michael PhelpsVER GALERÍA

 El "tiburón de Baltimore" ya confesó que su enfermedad es una carrera de fondo en una carta a ESPN. "He tenido algunos altibajos aterradores. Esta enfermedad nunca desaparece. Te da días buenos y otros malos. No alcanza una meta final. Lo he explicado muchas veces. La historia ha sido siempre la misma: habéis contado que Michael Phelps ha tenido depresión, la ha superado tras someterse a tratamiento, ha recogido un abanico de oros olímpicos en Río y ahora todo será perfecto. Ojalá fuera cierto, pero no lo es. Creerse eso es caer en la ignorancia".

La pandemia ha acentuado aún más su problema y así lo confesó el deportista tras admitir unos "altibajos aterradores". "Nicole me ama y quiere ayudar, quiere que mejore. Pero ella misma está luchando. También necesita ese apoyo porque sé que es difícil para ella", confesó. "La pandemia es un reto al que nunca pensé que me enfrentaría. Toda la incertidumbre, estar encerrado en casa, y todas las preguntas: ¿Cuándo acabará?, ¿estoy haciendo lo correcto? Estoy acostumbrado a viajar, competir, tratar con la gente… Ahora mis emociones me envuelven. Siempre estoy pendiendo de un hilo. Siempre a la defensiva. Salto muy fácilmente". Nicole se ha puesto en manos de un terapeuta. "Me está ayudando con todo. Es un apoyo para mí, pero más que nada, la terapia me proporciona las herramientas para poder ayudar a Michael correctamente".

Michael Phelps y su esposa, NicoleVER GALERÍA

Por último, ambos han creado una rutina durante la crisis sanitaria para crear habitos y rutinas saludables. Han comenzado a hacer deporte juntos y Michael prepara la cena para la familia todas las noches. "Definitivamente hemos crecido juntos a través de esto y hemos aprendido mucho. No es fácil, pero estoy casada con el ser humano más increíble", admite su mujer, que nunca ha tirado la toalla y siente que con su ayuda y la de sus hijos saldrá adelante

Más sobre