Cristina Pedroche, ante un dilema por las campanadas de fin de año: 'No quiero parecer superficial'

La colaboradora de 'Zapeando' no puede evitar sentirse mal por las dudas que le está generando su participación en este evento

Cristina Pedroche cumple años en un momento agridulce. La presentadora se encuentra inmersa en un importante dilema que le ha hecho replantearse seriamente si repetir o no en la Puerta del Sol por séptimo año consecutivo. Las campanadas que darán la entrada a 2021 están marcadas por la crisis del coronavirus y la extraña situación actual, algo que ha despertado numerosas dudas en Cristina, tal y como confesaba ella misma hace tan solo unos días. Este 31 de diciembre, además, podría estar bajo el amparo de un estado de alarma, con restricciones de movilidad y la posibilidad de que las familias solo podamos despedir el año con las personas que convivan en nuestro domicilio. Un cúmulo de circunstancias que han generado a Cristina Pedroche un auténtico quebradero de cabeza. Tanto es así que, angustiada por la situación, no ha podido evitar emocionarse durante el último programa de Zapeando.

Cristina Pedroche en ZapeandoVER GALERÍA

"Normalmente estoy nerviosa de la emoción, pero este año lo estoy porque no sé cómo sentirme", reconocía este jueves en el plató del programa asegurando que quizás estuviese un poco más sensible de la cuenta por ser hoy su cumpleaños. La colaboradora reconoce que por un lado le apetece un montón volver a repetir la ceremonia, especialmente "porque despedir el año con todo el mundo es un sueño y todos queremos que termine este año porque ha sido malísimo para todos", pero por otro, reconoce que quizás sea algo frívolo aparecer en televisión y que su vestido vuelva a convertirse en el centro de atención en un momento como este: "No quiero que la gente piense que soy superficial y que lo único que quiero es salir guapa esa noche. No consiste en eso. Consiste en entretener, en que la gente se olvide en ese momento de todo lo malo que está pasando".

zapeandoVER GALERÍA

Sus compañeros de programa trataron de levantarle el ánimo, diciéndole que después de un año tan complicado como 2020 lo que quería ver la gente era alegría, no tristeza. Y Pedroche respondía con un nudo en la garganta, los ojos empañados y un quiebro en la voz. "El problema está en que esa tristeza también la tengo yo dentro. Yo no estoy viviendo mi mejor año. En los minutos previos estoy histérica de emoción, y no quiero estar histérica de pena", explicaba. "No sé si estoy segura con este vestido o no. Cómo es el vestido está claro desde enero, pero ahora no sé si cambiarlo, si hacer otra opción... Pero es que tampoco quiero que haya otra opción. Sabéis que son como mis hijos", continuaba diciendo.

Mudanza, reto como actriz y momentos complicados: Cristina Pedroche cumple 32 tras un año movido

Después de las bonitas palabras que recibió de sus compañeros de mesa, Cristina quiso acordarse también de Josie, su estilista, quien está haciendo las veces de 'psicólogo' para que su ánimo no decaiga y cerró su intervención con unas palabras que fueron entendidas no solo como un mensaje de ánimo para toda la población, sino como la confirmación definitiva de su participación en la Puerta del Sol la noche del próximo 31 de diciembre: "Esto irá hacia delante. No sé hacia dónde, pero hacia delante. Porque no hay más. Esto es un túnel que estamos pasando todos y hay luz".

Más sobre

Read more