Alice Campello y Morata, dos románticos turistas en la ciudad en la que comenzó su historia de amor

Han salido a recorrer las calles de Turín en compañía de sus mellizos

Cuando en verano de 2014 Álvaro Morata hizo las maletas y se instaló en Italia no podía imaginar lo mucho que cambaría su vida. El jugador vivió allí una buena etapa profesional, pero fue el terreno personal lo que marcó para él un punto de inflexión. Durante las dos temporadas que estuvo jugando en la Juventus conoció a la que hoy es su mujer y madre de sus tres hijos, Alice Campello. Precisamente con su numerosa familia iniciaba hace escasas semanas una nueva etapa en el mismo lugar en el que todo comenzó. El futbolista y la modelo, acompañados de Alessandro y Leonardo y del pequeño Edoardo, se han instalado en Turín, una ciudad en la que se sienten muy cómodos. Los bellos rincones de la capital de la región de Piamonte están para el matrimonio llenos de recuerdos que han evocado durante una romántica ruta turística a la que se han sumado sus mellizos.

Alice-igVER GALERÍA

¿Qué significa 'Alvaroro'? ¿Y 'pachús'? La divertida entrevista de Alice Campello a sus mellizos

La exclusiva villa donde Álvaro Morata y Alice Campello han disfrutado de sus vacaciones

Alice y Álvaro han subido a uno de los miradores para presenciar el mágico anochecer de Turín, una ciudad que está rodeada por los Alpes. La pareja se ha deshecho en gestos de cariño y complicidad como besos y abrazos durante el ocaso, del que han compartido algunas pinceladas. Pero además de recordar los inicios de su historia de amor y sus primeras citas, también han aprovechado este día de 'excursión' para enseñar a sus hijos algunos de los lugares más emblemáticos y compartir con ellos curiosidades de esta localidad que será su casa durante, al menos, una temporada. A juzgar por las imágenes, parece que Ale y Leo se lo han pasado en grande, y también sus padres, que no paran de reír con los simpáticos comentarios que hacen los pequeños de dos años.

Alice3-igVER GALERÍA

La ciudad de Turín no solo ha marcado a Alice y Morata porque fue allí donde se conocieron, sino también porque en ella han completado la familia con la llegada de Edo. El pequeño llegaba al mundo en Italia hace unas semanas, una feliz noticia que compartía emocionado el futbolista: "Edoardo Morata Campello, 29-9-20. Bienvenido al mundo, hijo. La mamá y el bebé están genial. Alice eres increíble, gracias por hacerme un día más el hombre más feliz del mundo. Os amo”. Por su parte, la influencer decía sentir una felicidad infinita con este nacimiento y agradecía a su marido que nunca se suelte de su mano. Horas después el recién nacido llegaba a casa, donde le esperaban con el salón entero lleno de globos, cojines, posters personalizados y un oso de peluche gigante. Aunque lo más emocionante para el matrimonio no fue la sorpresa sino el momento en el que los hermanitos se conocieron. Además, los mellizos están muy pendientes del bebé, al que tratan con mucho cariño.

Una historia de amor de cuento

Las redes sociales fueron testigos de las primeras conversaciones entre la pareja. Álvaro solía dar like en las fotos de Alice, pero un día se armó de valor y decidió enviarle un mensaje privado. "Yo no sabía quién era, así que se lo pregunté a mis padres. Mi padre me advirtió de que me mantuviera lejos de los futbolistas, así que intenté ignorarlo. Pero en el fondo había algo que me impulsaba a responder. Le escribí y al cabo de una semana nos vimos en Milán", contaba ella en Chi. Tras esa cita, que fue a comienzos de 2016, todo avanzó con naturalidad y mucha velocidad. De hecho, meses después él regresó a Madrid y ella se instaló en la capital con él. A finales de ese mismo año el entonces jugador del Real Madrid le pidió matrimonio durante una función del Mago Pop. En 2017 se convertían en marido y mujer en una bonita boda celebrada en Venecia.

Más sobre

Read more