La actriz falleció el pasado mes de julio

El motivo por el que el exmarido y la hermana de Naya Rivera han decidido irse a vivir juntos

Comparten la responsabilidad en la crianza del hijo de la actriz, sobre el que Nickayla Rivera ha publicado unas palabras

Han pasado dos meses y medió de aquel fatídico día en el que las autoridades confirmaban que el cuerpo encontrado en el lago Piru, al sur de California, era el de Naya Rivera. Se cumplían los peores presagios para sus familiares y amigos que esperaban mejores noticias desde que seis días antes habían comenzado las labores de búsqueda. Desde entonces, sus seres queridos tratan de lidiar con el dolor de la mejor manera que pueden y algunos, como su hermana Nickayla y su exmarido, Ryan Dorsey, han decidido hacerlo unidos por el bien de Josey, el hijo de éste y de la fallecida actriz. 

La hermana de Naya Rivera recuerda a la actriz: 'Mi mundo está al revés'

Naya Rivera y Ryan DorseyVER GALERÍA

Según han contado algunos testigos al Daily Mail, ambos han sido vistos trasladando sus pertenencias a un apartamento de tres habitaciones, donde se espera que crien juntos al pequeño, ya que tras la muerte de Naya, estaban compartiendo la responsabilidad de su educación. Tal y como han contado al diario británico, se les veía hablando entre ellos todo el rato y ayudándose mutuamente con la mudanza. 

El sentido recuerdo de la familia de Naya Rivera

En un mensaje dirigido a todos sus seguidores, Nickayla, de 25 años, ha querido dejar claro que su sobrino es una absoluta prioridad en estos momentos tan duros que atraviesa. "En el momento más oscuro de mi vida, lo único importante son mi familia y amigos. Estar ahí para mi sobrino, aunque no pueda estarlo para mí misma", comenzaba la hermana pequeña de Naya en un texto con el que parece querer defenderse de quien critique esta decisión. "No importa lo que puedan parecer las cosas porque nadie puede ver el momento agonizante porel que estamos pasando todos. He aprendido que lo que más importa es mostrar compasión, no juzgar a los demás y nunca creer que va a durar para siempre un momento en la vida. Espero que todos podáis hacer lo mismo", afirmaba rotunda la joven.

Nickayla RiveraVER GALERÍA

Por su parte Ryan Dorsey estuvo en todo momento muy implicado en las tareas de búsqueda de Naya y, sobre todo, cuidando de su hijo. La pareja contrajo matrimonio en 2014 y un año más tarde daban la bienvenida al pequeño Josey. Sin embargo, en 2016 decidían separar sus caminos. Aunque llegó la esperada reconciliación, en 2018 anunciaban su separación definitiva. Tras el fallecimiento de la actriz, su exmarido le dedicó una emotiva despedida: "No hay suficientes palabras para expresar el agujero que dejas en los corazones de todos".

Tanto su padre como su tía se desviven por Josey, de cuatro años, cuyo testimonio fue clave en la investigación sobre las circunstancias de la muerte de la protagonista de Glee. El niño se encontraba con su madre navegando por el lago Piru cuando ocurrió la tragedia. Fue él el que explicó a las autoridades que tras encontrarse con un remolino, ella le ayudó a subir al bote y cuando miró hacía atrás había desaparecido en el agua. El sheriff cree que Rivera "logró coger la suficiente energía para meter al niño en el bote, pero no tanta como para salvarse a ella". En más de una ocasión la actriz de origen puertorriqueño había dicho que Josey era "el motor de su vida" y a él le había dedicado la última publicación que había compartido con sus seguidores.

Más sobre