Enrique Ponce vuelve a torear en un día muy significativo y con la ausencia de Ana Soria

Se ha enfrentado a una corrida en solitario para celebrar el 30 aniversario de su alternativa

La reaparición en los ruedos de Enrique Ponce tras el parón determinado por la crisis sanitaria del Covid-19 se produjo este sábado en la plaza de Osuna, en Sevilla, y no contó con la presencia de Ana Soria. Hoy, en la segunda corrida del intenso calendario taurino que el torero tiene por delante este verano, Ana tampoco ha acudido a ver torear a Enrique en la plaza. Había, al igual que ayer, gran expectación en el habitualmente tranquilo pueblo de Navas de San Juan, del que Enrique es hijo predilecto desde 2018, por si finalmente la estudiante de Derecho acudía al tendido.

Enrique tenía hoy a una corrida muy especial, en una fecha muy significativa para él, ya que se cumplía el 30 aniversario de su alternativa, y lo hacía además en una plaza que conoce bien y con toros de su propia ganadería. Y, efecticamente, no ha sido una corrida más: sobre el albero de la plaza le han entregado un cuadro con su retrato, que ha recibido con aparente emoción mientras toda la plaza estaba pendiente de sus movimientos. Porque hoy Enrique era la estrella indiscutible, y han sido muchos los aficionados a los toros que han querido acercarse hasta allí para rendirle un homenaje en este día en el que se cumplen tres décadas de dedicación a los toros.

Gran ovación en una plaza llena

Enrique ha toreado con la plaza llena, al máximo de su capacidad, y ha sido recibido con una gran ovación. Los aplausos se han repetido a medida que avanzaba la tarde. Aunque Ana Soria no ha estado presente físicamente en esta vuelta a los ruedos de Enrique Ponce, el diestro la tuvo muy presente el sábado, y tuvo un significativo gesto con ella -o así fue interpretado por gran parte de los presentes en la plaza de Osuna- cuando dibujó con su manoletina lo que parecía el trazo de una A sobre el albero, en lugar de la habitual cruz que los toreros suelen hacer en homenaje a la Tauromaquia.

En la víspera de su vuelta a los ruedos, fue Ana la que compartió una imagen de ambos, en actitud cariñosa con la leyenda "El corazón más noble que he conocido nunca. Te quiero (más que ayer, y menos que mañana" y un corazón rojo. La respuesta de Enrique no tardó en llegar. "Te AMO más que a mi vida!!! Forever!!!", una frase que también iba acompañada de corazones rojos. 

Loading the player...

Enrique Ponce reaparece en Osuna

Más sobre

Read more