Con el pelo más corto y mascarilla, Iñaki Urdangarin regresa a su voluntariado

El marido de la infanta Cristina retomó su trabajo en el Hogar don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid) a primeros de este mes

Tras el confinamiento, Iñaki Urdangarin, al igual que el resto de presos de España, ya ha podido ir retomando las salidas y los permisos penitenciarios que tenía aprobados antes de que se decretara el estado de alarma y que tuvieron que se pospuestos por el confinamiento. El marido de la infanta Cristina disfruta desde primeros de este mes de su trabajo como voluntario del Hogar Don Orione de Pozuelo de Alarcón (Madrid) y que le permite salir varias veces a la semana de la prisión de Brieva (Ávila) en la que cumple condena por los delitos de malversación, prevaricación, fraude a la Administración, dos delitos fiscales y tráfico de influencia derivados del caso Nóos. De los cinco años y diez meses de privación de libertad que le impuso el juez ya ha cumplido dos años en prisión.

Iñaki Urdangarin en Don HorioneVER GALERÍA

PINCHA AQUÍ PARA VER TODAS LAS FOTOS DE LA GALERÍA

El exdeportista ha sido visto a la entrada del edificio con la pertinente mascarilla, camiseta blanca de manga corta, pantalones oscures y una bolsa de tela con mensaje ecologista: Because there is no planet B (Porque no hay un planeta B). Además tiene el pelo más corto que en sus apariciones de invierno. 

Loading the player...

 

- El discreto Pablo Urdangarin llama la atención de la prensa internacional

- El centro en el que Iñaki Urgangarin realizó voluntariado pide ayuda para luchar contra el COVID-19

La aprobación del estado de alarma suspendió todas las salidas y permisos de los internos, pero desde el pasado 26 de junio estos beneficios ya están de nuevo disponibles. El Hogar Don Orione ha tardado en recibir visitas ya que , siguiendo la normativa sanitaria, no podía recibir visitas mientras tuviera usuarios infectados.

Además del voluntariado, Iñaki Urdangarin tiene pendiente disfrutar de un permiso penitenciario de seis días, que le fue concedido antes de que se decretarse el estado de alarma, y que quedó suspendido por el estallido de COVID-19. La fecha concreta en la que podrá reunirse de nuevo con su familia será negociada entre él y la prisión. El pasado 5 de febrero, el juzgado de vigilancia penitenciaria número 1 de Valladolid le concedió una salida ordinaria de seis días jornadas por estar clasificado como interno de segundo grado, haber cumplido ya la cuarta parte de su condena y no observarse mala conducta. 

A pesar de haber retomado ya sus salidas como voluntario y tener pendiente el permiso para poder dormir seis días fuera de la cárcel, no podrá de ninguna de las maneras abandonar Brieva dos fines de semana al mes como solicitó el pasado 5 de marzo, solo unos días antes de que se declarase el confinamiento. La Audiencia Provincial de Baleares lo desestimó al considerarlo una petición "prematura" y consideró que concedérselo sería una especie de "carta blanca" que permitiría a cualquier preso acudir a estas prisiones para obtener este tipo de permisos. 

Hasta el momento y sin contar su trabajo en el Hogar Don Orione, Iñaki Urdangarin ha salido del centro penitenciario en dos ocasiones. La primera vez fue durante cuatro días la pasada Navidad y, la segunda, en febrero, durante seis jornadas. Si la junta de tratamiento de Brieva no mejora sus condiciones de vida, Urdangarin podrá acceder al tercer grado, el régimen de semilibertad, en mayo de 2021.

Más sobre

Read more