PRIMICIA: Primeras declaraciones de Paloma Cuevas tras su separación de Enrique Ponce: 'Es un momento muy difícil'

Al otro lado del teléfono su voz suena entrecortada. Son momentos dolorosos, los que nunca le hubiera gustado protagonizar. Momentos difíciles en los que encuentra la fuerza en el amor de sus hijas y el cariño de su familia. Momentos en los que se refugia en su profunda fe y en la prioridad absoluta de intentar, por todos los medios, que esta situación tan desbordante no afecte a sus niñas, a Paloma y Bianca, de 12 y 8 años. "La felicidad de mis hijas está por encima de todo", nos dice en conversación telefónica. Son las primeras declaraciones de Paloma Cuevas desde que su mundo saltara por los aires, al mismo tiempo que la revista Semana hacía pública su ruptura con Enrique Ponce.

Paloma CuevasVER GALERÍA

Aunque no es un divorcio, sino una separación, lo cierto es que es el final a 24 años de matrimonio y ese es el trago más amargo al que se ha tenido que enfrentar. Tan solo la llamamos dentro de la amistad que nos une para hacerle la pregunta más natural en estos momentos: "¿Paloma, cómo estás?". "Serena. La palabra es serena. Serena porque mi fe me permite estar tranquila, y serena porque la felicidad de mis hijas está por encima de todo".

- Enrique Ponce y Paloma Cuevas han tomado la decisión de separarse temporalmente

Es una mujer fuerte, lo ha demostrado a lo largo de estos años en multitud de ocasiones. Y es que hay que ser muy fuerte para ser la mujer de un torero y ver cómo a las cinco de la tarde, esa hora taurina, cada día se enfrente a la muerte. Pero, por muy fuerte que sea, no puede evitar el dolor: "Sí, es un momento muy difícil... pero ahora no me quiero preocupar por mí. Solo quiero que mis hijas y mis padres estén bien".

Paloma Cuevas y Enrique PonceVER GALERÍA

"Estoy en el campo, cuidando de ellos e intentando que esta situación les afecte lo menos posible. Quiero que la felicidad de mis hijas continúe como hasta ahora". Y así, con los sentimientos a flor de piel ante un terremoto de especulaciones, hipótesis y conjeturas, pronuncia su frase más rotunda: "Jamás voy a hablar mal del padre de mis hijas. Nunca voy a decir nada negativo de él. Hemos tenido un matrimonio precioso durante 24 años, y un amor muy real, muy verdadero". Sí, a partir de ahora se convierten en una pareja separada. Pero al igual que durante muchos años fueron un matrimonio ejemplar, Paloma está decidida a que sean también unos separados ejemplares: "Nos tendremos el mismo cariño de siempre. Nos llevamos muy bien, y eso no va a cambiar... porque eso es imprescindible para que mis hijas sean felices".

Paloma Cuevas y Enrique PonceVER GALERÍA

Más sobre

Read more