La familia García Obregón, una piña en el último adiós de Álex Lequio

Ana Obregón estuvo en todo momento arropada por sus cuatro hermanos, que no se han separado de ella en estas difíciles semanas

Siempre ha sido una familia muy unida. Lo ha demostrado en sobradas ocasiones y este martes por la tarde, en el funeral en memoria de Álex Lequio, no iba a ser menos. Los García Obregón están muy acostumbrados a reunirse a menudo, ya sea para celebrar alegrías como un cumpleaños, un aniversario, para compartir un almuerzo , pero también para arroparse y apoyarse en las malas, como en esta ocasión. Así que no ha sido extraño ver a los hermanos de Ana Obregón a su lado en la parroquia de Nuestra Señora de la Moraleja, lugar en el que se llevó a cabo el homenaje al joven de sonrisa eterna que nos dejó el pasado 13 de mayo como consecuencia del cáncer que padecía desde hacía dos años.

Juancho, hermano de Ana ObregónVER GALERÍA

De hecho, días antes, concretamente nada más conocer que el estado de salud de Álex Lequio se había agravado, Amalia y Celia no dudaron en hacer rápidamente las maletas y viajar a Barcelona, donde el joven de 27 años permanecía hospitalizado, para acompañar a la actriz en esos duros y difíciles últimos días. Fueron momentos complicados y, por eso, las dos hermanas permanecieron al lado de Ana en esa triste despedida. El apoyo incondicional de Amalia y Celia no ha cesado en todo este tiempo, como tampoco lo ha hecho el de sus otros dos hermanos, Javier y Juancho.

Javier García Obregón y su mujerVER GALERÍA

Los cuatro se mostraron "desolados y tristes" por el fallecimiento de su sobrino y en las últimas semanas eran precisamente ellos los que nos mantenían al tanto de cómo se encontraba Ana Obregón tras la muerte de Álex. "Está hecha polvo", comentaron en su momento, al tiempo que reconocían que, pese a la enorme tristeza que la embargaba, la intérprete estaba "bien". Los hermanos de Ana no solo han estado muy pendientes de la intérprete, sino también de sus padres. Y, de nuevo, este martes por la tarde lo volvían a hacer en la misa multitudinaria a la que acudían numerosos amigos y familiares del querido e igualmente recordado Álex Lequio.

Así, rostros conocidos como Ramón García y su esposa Patricia, Terelu Campos, María Zurita, Boris Izaguirre, Paloma Lago, José Manuel Parada, Luis Rollán, Fiona Ferrer, Susana Uribarri, Pablo Casado, Alejandra Rubio, Aless Gibaja, Eva Zaldívar, Cósima Ramírez, y otros tantos quisieron arropar a la familia García Obregón, y muy especialmente a Ana y a Alessandro Lequio, padres de Álex. Precisamente el italiano llegaba a la iglesia acompañado de su mujer, María Palacios, mientras que la actriz lo hacía rodeada de sus hermanas, Celia y Amalia -esta última la agarraba por la cintura sin soltarla-.

Ana Obregón y sus hermanasVER GALERÍA

Pero no fue las únicas que arroparon a Ana. Carolina -novia de Álex, que le cogió la mano durante todo el trayecto- y varias de sus sobrinas, entre las que se encontraba Carolina Aresu y Celia Vega-Penichet, también se encontraban a su lado. Justo antes de acceder al templo, la actriz hizo un gesto en señal de agradecimiento y saludó a los medios que se encontraban en el lugar. Por su parte, Juancho se dejó ver visiblemente afectado. Eso sí, no dejó de saludar también a los periodistas allí apostados, y Javier García Obregón hizo lo propio con su mujer, María Tevenet, con la que se casó en marzo de 2003. Con todo, los García Obregón volvieron a poner de manifiesto que comparten todos los momentos de su vida, los felices y los que, como ocurría este martes, les llenan de tristeza y dolor.

Más sobre

Read more