Lola Indigo ha pasado el confinamiento en un pueblo pequeño y ha terminado... ¡hablando con las cabras!

La cantante ha confesado este y otros detalles durante su entrevista en 'El Hormiguero'

Hace apenas unos días, Lola Indigo estrenaba su nuevo single, no sin polémica. Y es que horas antes la madrileña había adelantado la portada del tema en la que salía convertida en dibujo animado. La autora de la imagen criticó duramente a la cantante por no acreditar su autoría. La intérprete de canciones como Yo ya no quiero ná o Me quedo explicaba entonces la situación a todos sus seguidores, que poco después dejaban en mera anécdota todo lo sucedido. Este miércoles, la artista ha vuelto a deleitar a sus fans con una aparición estelar en El hormiguero.

Lola Indigo en el puebloVER GALERÍA

Una vez en el programa, Lola Indigo, que elegía un llamativo e impactante estilismo dominado por flecos y transparencias en negro y azul representando a la feria y a Andalucía -tal y como ella misma reconocía-, relataba cómo había vivido el confinamiento. En su caso, lo pasó en El Padul, un pequeño pueblo de Granada. La madrileña tuvo momentos de desquicie hasta el punto de que llegó a hablar con las cabras, a las que puso incluso nombres. "Me venían a visitar todos los días", comentaba entre risas a Pablo Motos. Este, por su parte, no dudaba en imitar el sonido del animal para sorpresa de todos los presentes.

La cantante, que llenó el plató de ritmo con su éxito musical 4 besos, así como con Mala Cara, se atrevió también a dar consejos a un futuro concursante de Operación triunfo, talent show del que ella misma procede. "¿Qué le dirías?", preguntaba una de las hormigas del programa. "Sal el primero", espetaba desatando las risas y el aplauso del público. La invitada de este miércoles, que reconocía haberse enganchado a Hanna Montana, explicaba a Motos el por qué de su cambio de nombre, de Mimi a Lola Indigo. "Para el decorado, la música y los escenarios quería hacerme un alter ego", era su razonamiento.

Lola Indigo posaVER GALERÍA

La madrileña se mostró muy ocurrente al compartir algunas de las cosas que ha comprado por Internet durante estos meses, objetos, como ella misma aseguraba, "sin sentido". "Me compré unas pestañas postizas para aprender a ponérmelas, unas gomitas de colores, una comba...", desgranaba Lola Indigo, quien no tuvo reparos en comentar la difícil situación que vive su gremio en esta crisis. "Si se puede ir en trenes petados, ¡que abran los teatros!", reivindicaba.

Más sobre

Read more