Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa celebran cinco años de amor

¡Hola! publicó las imágenes que confirmaban su relación a finales de junio de 2015

Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa están de enhorabuena: celebran 5 años de amor. La pareja comenzó su relación en la primavera de 2015, tal como publicó la revista ¡HOLA! el 24 de junio de 2015. Su historia de amor generó entonces un gran revuelo social, y la pareja sigue suscitando a día de hoy un gran interés. El hecho de que Isabel hubiese comenzado una relación con el Premio Nobel de Literatura no dejó indiferente a casi nadie, y la pareja iniciaba una relación que ha ido consolidándose con el tiempo y que ha seguido despertando una gran atención pública. A lo largo de estos años, les hemos visto en decenas de actos sociales y familiares, como el bautizo de Migel, el hijo de Ana Boyer, o el concierto de Enrique Iglesias a finales del año pasado, siempre felices y sonrientes disfrutando de su amor.

Aunque no todo ha sido felicidad para ellos: el año pasado por estas fechas la pareja explicaba cómo habia comenzado su relación y los complicados momentos que vivieron entonces. Ciertamente, sus inicios como pareja no fueron fáciles, ya que Patricia Llosa de Vargas, entonces esposa del premio Nobel de Literatura, envió un comunicado pidiendo respeto y negando que se hubiera separado del escritor el mismo día que se publicaron las imágenes que confirmaban su relación con Isabel Preysler. Esa misma noche, Isabel y Mario tenían pensado salir a cenar; y, para evitar que se hablara más de ellos, Preysler propuso quedarse en casa, pero Vargas Llosa, que había decidido dejar de esconderse, le dijo: "Ahora sí que salimos a cenar. Con más razón. Porque ese comunicado no dice la verdad. Y no puedes dejar que decida tu vida un grupo de paparazzis".

Felices vivencias y románticos viajes

Esos contratiempos iniciales dieron pronto paso a felices vivencias de pareja, como un romántico viaje a Lisboa, en el que les vimos bailando juntos por primera vez o a la visita a la paradisiaca isla de Mustique, en agosto de ese mismo año, donde se alojaron en una exclusiva villa junto a un campo de golf, en un entorno ideal para el relax. Ese primer verano juntos estuvo lleno de escapadas románticas, Isabel y Mario disfrutaron de destinos como Oporto, Bruselas y la Costa Azul. Y, cuando están en Madrid, también suelen salir a menudo a disfrutar de cenas con amigos o acudir a citas culturales, desde la presentación de libros a representaciones en el Teatro Real.

En ¡HOLA!: Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa presentan su relación al mundo en Nueva York
En ¡HOLA!: Entramos en la divertida fiesta en la que Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa bailaron juntos por primera vez

Su relación siguió avanzando con paso firme. A día de hoy, la pareja vive en su casa de la exclusiva zona de Puerta de Hierro, en Madrid, la casa familiar que ya tenía Isabel cuando comenzó su relación con Mario y a la que el escritor se trasladó al poco tiempo de iniciar su relación -el vivía anteriormente en un ático en pleno centro de Madrid, muy cerca del Palacio Real-. Isabel y Mario viven con Tamara, la hija de Isabel y el recientemente fallecido marqués de Griñón, y reciben asiduas visitas del resto de la familia. Sin ir más lejos, durante este confinamiento se han instalado allí Ana Boyer, con su marido, Fernando Verdasco y el hijo de ambos, el pequeño Miguel, de un año.

Exclusiva en ¡HOLA!: Isabel y Mario, dos enamorados por el mundo
De la emoción a las risas: la ceremonia del bautizo de Miguel, hijo de Ana Boyer y Fernando Verdasco

Isabel y Mario han estado en casa durante los últimos meses, debido a las obligadas medidas de prevención frente a la pandemia, pero siguieron viajando hasta entonces por distintos rincones del mundo, una costumbre que, a buen seguro, retomarán en cuanto puedan. La última vez que les vimos en un viaje fue el pasado día de San Valentín, cuando disfrutaron de un largo fin de semana en Berlín, donde visitaron varios museos y asistieron a una conferencia en el Instituto de Estudios Avanzados, entidad a la que el premio Nobel estuvo vinculado en los años noventa, durante su estancia en la capiltal alemana. Probablemente la pareja ya tiene en mente su destino para estas vacaciones, y en breve les veremos de nuevo paseando su amor por el mundo.

Más sobre