El gran descubrimiento de Lía, la hija de Natalia Sánchez, que acaba en 'desastre'

La actriz presume orgullosa del ingenio de su niña que no deja de aprender cosas nuevas

Natalia Sánchez y Marc Clotet acaban de ampliar la familia con el pequeño Neo y, mientras disfrutan del pequeño reviviendo todas aquellas primeras veces que en su momento ya les regaló Lía, su hija mayor continúa creciendo y sorprendiendo a sus padres con su creatividad y sus ganas de aprender. Su madre está encantada con el último descubrimiento que ha hecho la pequeña, aunque finalmente los experimientos hayan llevado a la niña a acabar con 'pastiche' hasta en las pestañas. Se trata de la harina, un producto versatil y barato con el que Lía podría comenzar a desarrollar sus dotes como repostera, o quizás, escultora.

La dulce táctica con la que Marc Clotet conquistó a Natalia Sánchez

Lía, la hija de Natalia SánchezVER GALERÍA

"La harina: el gran descubrimiento de 2020 (y el más económica)", escribía la actriz junto a unas imágenes de su hija muy entretenida revolviendo y machacando el alimento en un bol como si quisiera moler aun más los granos de trigo. Feliz con la ilusión que mostraba la niña, Natalia quiso hacer más interesante la experiencia y vaya si lo consiguió. Añadiendo agua consiguió sorprender a Lía con la mezcla ya que la masa resultante ofrecía todo un abanico de posibilidades, aunque no todas fueran del agrado de su madre. "Mamá ha tenido la 'brillante' idea de añadir agua y... ahora tenemos pastiche pringoso hasta en las pestañas", publicaba la que fuera protagonista de Los Serrano sobre la foto de su hija disfrutando con el invento que, además, advertía: "se seca muy rápido", lo que complicaba aún más el proceso de limpieza que muy probablemente siguió a la diversión.

Lía, la hija de Natalia SánchezVER GALERÍA

Natalia Sánchez presume de una nueva faceta durante el confinamiento

La divertida anécdota, que la actriz ha querido compartir con sus seguidores, ha servido para que muchos de ellos le ofrecieran sus consejos sobre cómo conseguir una masa consistente con harina, tipo plastilina, para que los niños puedan jugar con ella sin mancharse en exceso. "No me va a dar la semana para probar tantas cosas ¡Gracias!", contestaba Natalia tomando buena nota de las recomendaciones que, sin duda, le serán muy útiles tanto con Lía como con el pequeño Neo cuando sea un poco mayor.

El emotivo momento en el que Lía conoció a su hermano

La llegada al mundo del Neo ha llenado de alegría a toda la familia y el hecho de que sea el segundo comporta un extra de experiencia para los papás, pero también la posibilidad de vivir nuevas experiencias y emociones como el momento en el que sus dos hijos se conocen por primera vez. "Neo dormía en la habitación para que yo pudiera recibir a Lia. Nada más escuchar la cerradura de la puerta rompí a llorar...'¡Empezamos bien!' pensé", contaba Natalia sobre el momento en el que regresó del hospital con su bebé para reencontrarse en casa con Lía.. ". Tras abrazar a su hija, le explicó que en la habitación estaba su hermano Neo y que le había traído un regalo, una muñeca muy bonita: "La idea era que la llegada de Neo no fuera la única “novedad” del día así que cogimos la más hortera que encontramos en la tienda del hospital". Lia estaba "pasmada" y no sabía si mirar al bebé o a la muñeca, así que su madre tomó la iniciativa y finalmente se produjo el emotivo encuentro entre los dos hermanos. "Se acercó, le tocó suavemente los pies y, en cuanto Neo se movió, ella quitó la mano corriendo y rió nerviosa. Supongo que no esperaba que ese 'muñeco' se moviera y estuviera calentito...", contaba emocionada Natalia. 

Más sobre

Read more