Cressida Bonas nunca quiso ser considerada una 'it girl' tras su ruptura con el príncipe Harry

La joven británica asegura que sintió miedo a fallar y a ser rechazada y que eso la ha limitado en 'ciertas situaciones' de su vida

Seis años después de su ruptura con el príncipe Harry, Cressida Bonas ha hablado sobre las inseguridades que aquel momento le ha traído. Salieron juntos desde 2012 hasta 2014 después de que la princesa Eugenia de York les presentara, y su ruptura acabó suponiendo que los medios la etiquetaran como 'it girl', algo que, tal y como ha comentado al Daily Telegraph, no le gustaba. "El miedo a fallar, a ser rechazada, a hacerlo mal, a no ser perfecta... me ha limitado en ciertas situaciones de mi vida", comenta la intérprete de 31 años, que comenzó su carrera en 2016 en Doctor Thorne.

Cressida BonasVER GALERÍA

"Creo que he ido creciendo más en confianza en mí misma y afortunadamente he aprendido a no pasarlo demasiado mal por las cosas pequeñas", aseguraba la intérprete, que el pasado año se prometió con Harry Wentworth-Stanley, hijo de la marquesa de Milford Haven y agente inmobiliario. "Creo que me ha dado una idea más fuerte de lo que quiero o no quiero", explica, a la vez que comparte el miedo que sintió tras acabar su relación con el príncipe Harry, cuando pensó que su carrera de actriz no tendría futuro porque siempre sería considerada como una 'it girl'. "Es un término muy cerrado. Creo que trabajo muy, muy duro, me encanta lo que hago y espero que este papel haya enseñado a la gente lo que puedo hacer", explica, en plena promoción de su última serie White House Farm.

Cressida Bonas, expareja del príncipe Harry, anuncia su compromiso... ¡con otro Harry!

Cressida no quiere ser encasillada y admite que le gustaría poder seguir por el camino de la interpretación por el que ha estado apostando en los últimos años. En 2017 estrenó las películas Nunca digas su nombre y Tulip Fever, pero también ha aparecido en un par de series de televisión interpretándose a sí misma. En Reino Unido, la ex del príncipe Harry es muy conocida y buscada en las revistas, no solo por su pasado romántico, sino también por su estilo a la hora de vestir.

Cressida Bonas y Harry Wentworth-StanleyVER GALERÍA

White House Farm es un drama dirigido por Paul Whittington que cuenta el trágico suceso que tuvo lugar en agosto de 1985 en una granja del condado de Essex, donde cinco miembros de una misma familia fueron asesinados. Cressida da vida a Sheila Caffell, que fue adoptada por June y Jeremy Neville Bamber a los pocos meses de nacer y que fue una de las víctimas junto a sus hijos gemelos, de seis años. En las fotografías facilitadas por la cadena ITV se puede ver a la actriz tras someterse, por exigencias del guion, a un radical cambio de imagen, con el pelo más oscuro, demacrada y con muy mal aspecto.

Cressida asistió como invitada a la boda de Eugenia de York con Jack Broocksbank en octubre de 2018 y a la de Meghan Markle con el príncipe Harry, su exnovio, en mayo del mismo año. A pesar de que salieron durante dos años, la actriz y el nieto de la reina Isabel II se siguen llevando bien.

Más sobre