Rocío Crusset, melancólica, abre el álbum familiar para recordar El Rocío

La hija de Mariló Montero ha compartido varias imágenes de su conexión con esta tradicional fiesta

Poco a poco vamos saliendo del confinamiento que nos ha tenido más de dos meses encerrados en casa y la cosa va a mejor, lo que verdaderamente anima los corazones. Sin embargo, hay muchas cosas que nos hemos perdido este año y nos invade la melancolía, como le ha pasado a Rocío Crusset, de años anteriores. La modelo ha recordado con una serie de fotografías muchas de las ocasiones en las que ha podido disfrutar del Rocío, que este año no se ha celebrado, pero que ella lleva viviendo desde que era una niña. Junto a sus padres, Mariló Montero y Carlos Herrera, y su hermano, ha recorrido a base de recuerdos el camino que cruza Doñana, vestida de gitana y con su habitual sonrisa siempre presente.

¡Sensualidad española! Rocío Crusset desvela sus primeros posados para Victoria's Secret

Rocío Crusset con su padre Carlos HerreraVER GALERÍA

Entre los vídeos que ha recuperado está la experiencia que vivió en 2018 junto a su padre, su hermano y algunos amigos más. Entonces cruzaron Doñana en un 4x4 en el que no faltaban deliciosos manjares: jamón serrano, gambones y cervezas. "Vamos de rally", decía mientras atravesaban las dunas y el viento movía la flor que llevaba situada en lo alto de la cabeza. El pelo recogido en una sencilla trenza y sobre los hombros un mantón de color verde. "Este es el plan, como una buena rociera", decía después en otro de los vídeos en los que aparecía sentada en una silla de camping y enseñaba las converse que ponían el toque moderno a su look.

Una relación que se consolida: la última escapada de Rocío Crusset y Maggio Cipriani

No solo ha recordado momentos de hace dos años sino que se ha remontado a cuando no era más que una niña y no siempre estaba sonriente en el Rocío. En una de las simpáticas imágenes aparece en brazos de su padre y en medio de una rabieta: "Era muy feliz", escribe. Una fotografía que contrasta con otra que ha compartido y que encabeza este artículo en la que aparece de adulta abrazada a su padre en gesto de cariño.

Rocío Crusset con su padre Carlos HerreraVER GALERÍA

Rocío Crusset con su padre Carlos HerreraVER GALERÍA

A principios de abril, Rocío desveló por qué había estado desaparecida durante el primer mes de cuarentena: "Hasta ahora no me he sentido lo suficientemente cómoda como para poder subir ningún contenido, ni contar a qué dedico mi tiempo durante estos días de confinamiento, y creedme que me hubiera encantado hacerlo". La situación es tan seria, que he decidido priorizar por lo que desde mi opinión es más importante", dice la modelo, que ha querido contar cómo lo está afrontando: "Durante la cuarta semana del "Estado de Alarma" (aunque preferí aislarme antes, por lo que ya se preveía) puedo decir que he superado esta fase, me siento más relajada y comprendiendo la situación, casi inevitable". 

Desde entonces sí que ha vuelto a mostrarse activa en las redes sociales, después de haber recibido el apoyo de sus seguidores por haber querido mantenerse prudente y distante durante gran parte de marzo y abril. La modelo se mostraba en enero emocionada por lo que venía, aunque después se torcieran las cosas para todo el mundo. No se sabe si está en Nueva York, donde vive su novio, Maggio Cipriani, empresario italiano cuya familia es propietaria del icónico restaurante Cipriani de Manhattan; o en España, donde está su familia.

Más sobre

Read more