Del confinamiento en soledad de Antonio Banderas al de Samantha Vallejo-Nágera, con 22 familiares

Hay tantas experiencias de confinamiento como personas, de eso no hay duda. Y a cada uno le ha tocado quedarse en el lugar en el que le sorprendió el estallido de la pandemia global. Así, no todo el mundo pasa estos días en su residencia habitual, y hay quien lo hace solo, como Antonio Banderas, que estaba en Madrid rodando una película con Penélope Cruz y pudo trasladarse a su casa de Marbella;  y quien, por el contrario, pasa estos días rodeado de su extensa familia, como Samantha Vallejo-Nágera, que convive con un nutrido grupo de ¡23 familiares!

Antonio Banderas, en su casa durante el confinamiento

Antonio pasa solo esta experiencia y lo hace en su tierra, en su casa de Marbella, desde donde se asomó a las páginas de la revista ¡HOLA! para contar cómo transcurren estos momentos de incertidumbre en plena pandemia mundial. Antonio está temporalmente alejado de su pareja, Nicole Kimpel, que se quedó atrapada en Suiza, en Ginebra, junto a su padre y su hermana. Antonio confesaba en Semana Santa que había llorado, y no por las procesiones perdidas sino por las dolorosas situaciones por las que atraviesan tantas personas: "Se me han caído las lágrimas, no por la cancelación de la Semana Santa, sino al ver el dolor de muchos en estos momentos, pero también de emoción al ver la capacidad de sacrificio de nuestro pueblo", revelaba el actor y empresario.

En la misma situación que Antonio se encuentra Cósima Ramírez, la hija de Ágatha Ruiz de la Prada y el periodista Pedro J. Ramírez, a la que la pandemia le pilló en Mallorca, en la casa de verano que su madre posee en la isla. Esta cuarentena, en la que está completamente sola, le está sirviendo, como ella misma ha contado en las páginas de ¡HOLA! de esta semana, para desarrollar "una nueva pasión por la cocina". Cósima está encantada en la isla y asegura que se quedaría allí hasta el 2022: "Me da mucha pena la gente que se aburre, porque no me sobra nada de tiempo: muchísima lectura, escritura, la cocina...", asegura. Pese a que el panorama laboral es incierto y no sabe si tendrá desfiles en los próximos meses, cree que hay que ver esta situación como una oportunidad: "Considero que necesitábamos esta pausa. Llevábamos un ritmo frenético. Espero que esto sirva para algo", dice esperanzada.

Frente a la soledad de Cósima y Antonio, hay quien pasa estos días absolutamente rodeado de seres queridos. Es el caso de Samantha Vallejo-Nágera. La popular chef y juez de Masterchef está recluida con su familia en el precioso pueblo segoviano de Pedraza, de donde es originaria su familia. Y precisamente está con gran parte de su numerosa familia, con su marido, sus cuatro hijos, su madre y varios hermanos y sobrinos. "Entre todos somos veintitrés personas, así que no nos queda más remedio que organizarnos y tener unos horarios muy marcados. Como somos muchos, cada día cocina uno", explica Samantha en las páginas de la revista ¡HOLA! que puedes encontrar esta semana en tu quiosco. Y, por las tardes, siempre hacen juntos alguna actividad: "Juegos de mesa, salimos al jardín y jugamos... La verdad, no paramos", asegura la chef.

Samantha-gtres-pix

Samantha sigue haciendo "un montón de videorrecetas y clases de cocina online" durante el confinamiento y, aunque le preocupa la situación global y cómo conseguir mantener su empresa y a sus empleados, asegura que este parón le ha venido muy bien, porque medita, hace yoga y está mucho más tranquila.

Juegos de mesa y nuevas técnicas de cocina

Aunque con menos familia que Samantha, Belén Rueda también pasa el confinamiento muy bien rodeada. Como ella misma ha contado, son 7 los que conviven en su casa estos días. Además de sus hijas, Belén y Lucía, también está en casa su pareja, el piloto Javier Artime. Los juegos de mesa, especialmente el Catán, son algunos de sus entretenimientos favoritos en grupo.

Belén Rueda y sus dos hijas

También en grupo, aunque en este caso de amigos, pasa estos días Victoria Federica en una finca de Jaén. La hija de la infanta Elena y su pareja, el DJ Jorge Bárcenas -al que todos llaman Barce- así se le conoce popularmente- están junto a un grupo de amigos en una finca privada de Jaén. Allí es donde el novio de Victoria Federica está probando sus dotes de cocinero y perfeccionando sus técnicas culinarias para sorprender a todo el grupo. Ya lo ha hecho con una sabrosa tortilla de patata, ensaladas de todo tipo, o un steak tartar con yema de huevo con los que ha agasajado estos días a sus compañeros de convivencia. 

Loading the player...

'En casa' Los ánimos de Sergio Ramos para correr más rápido y las recetas de Carola Baleztena

Más sobre