Boris Johnson homenajea a los médicos que le han salvado al elegir el nombre de su bebé

El bebé del primer ministro británico y Carrie Symonds llegaba al mundo en Londres el 29 de abril

El 29 de abril, Boris Johnson y Carrie Symonds daban la bienvenida a su primer hijo en común. La pareja anunciaba en febrero que iban a dar el importante paso de formar una familia, por tanto, se esperaba que el nacimiento se produjera a lo largo de los meses de verano, tal y como informaron ellos en un comunicado oficial. Sin embargo, el niño ya está aquí y, tal y como informaba el portavoz del político, se trata de un varón sano que llegaba al mundo en un hospital de Londres, al que agradecían su profesionalidad y excelente trato. La feliz mamá ha compartido en sus redes sociales, que prefiere mantener en privado, la primera imagen con su pequeño, al que acunando tiernamente. Además, ha desvelado que se llama Wilfred Lawrie Nicholas, tres nombres que no están elegidos al azar, sino que tienen un importante significado para los papás.

Boris Johnson y Carrie Symonds acudiendo a un actoVER GALERÍA

El Primer Ministro británico y su prometida se han decantado por Wilfred y Lawrie puesto que es así como se llamaban sus respectivos abuelos. Además, han añadido como tercer nombre Nicholas para rendir homenaje a los dos médicos del hospital St Thomas que han salvado la vida de Boris Johnson, Nick Price y Nick Hart. Los dos doctores han estado cuidándole durante el tiempo que permaneció ingresado en el hospital (primero en la UCI y posteriormente en planta), consiguiendo que supere el COVID-19 y pueda retomar la normalidad en su vida. La gratitud del político conservador y su pareja hacia estos profesionales sanitarios es tan inmensa que quieren seguir teniéndolos presentes en sus vidas, y qué mejor manera que recordarles cada vez que llamen a su hijo.

Una nueva etapa llena de planes de futuro

La etapa que atraviesan Boris, de 55 años, y Carrie, de 32, no puede ser más feliz. Han comenzado a escribir un nuevo capítulos desde su residencia de Downing Street, donde les acompaña su inseparable Dilyn, un perro callejero que adoptaron y que en poco tiempo se ha convertido en uno más de la familia. Sin embargo, estos primeros días de vida de Wilfred Lawrie Nicholas, el mandatario británico -que tiene cinco hijos de relaciones anteriores a los que intenta mantener lejos del foco mediático- no disfrutará de su pequeño tanto como le gustaría. Solo unas horas después de ser padre reaparecía en el Parlamento para cumplir con su cita semanal puesto que ha renunciado por el momento a la baja paternal. Todo apunta a que aplazará este permiso hasta finales de junio con el objetivo de seguir al frente de la gestión de la crisis sanitaria que con tanta dureza está sacudiendo al Reino Unido. 

Carrie Symonds con su mascotaVER GALERÍA

Desde Windsor y por teléfono: la atípica audiencia de Isabel II y Boris Johnson

FOTOGALERÍA: así es la flamante primera dama británica, Carrie Symonds

Entre los planes de la pareja se encuentra también pasar por el altar, aunque no se conoce la fecha que barajan para darse el "sí, quiero". En el mismo comunicado en el que anunciaron que iban a ser padres, revelaron también que se iban a casar. A comienzos de 2020 se comprometían durante sus vacaciones en la exclusiva isla caribeña de Mustique -la misma que eligieron Fernando Verdasco y Ana Boyer para su inolvidable enlace-.  Aunque se desconoce exactamente cuando comenzaron su relación, todo parece indicar que Boris y Carrie Symonds- que se vieron por primera vez en 2012- no empezaron a salir hasta finales de 2018, cuando el líder conservador anunció su divorcio de Marina Wheeler. Se dice de ella que es el la “culpable” del cambio de imagen del 'premier'. Desde que están juntos, el mandatario ha perdido peso, ha cambiado su corte de pelo y ha modernizado su forma de vestir apostando por trajes más elegantes y modernos. 

 

Más sobre

Read more