Sus amigos, su mascota y otras curiosidades sobre Ana de Armas en su 32 cumpleaños

La actriz se encuentra en un gran momento personal y profesional, enamorada de Ben Affleck y triunfando en Hollywood

Ana de Armas cumple 32 años y puede presumir de estar atravesando una dulce etapa y viviendo el sueño americano, ya que ha logrado hacerse un hueco en el mundo de la interpretación en Hollywood. Un lugar en el que también ha encontrado un nuevo amor, y no es otro que Ben Affleck, con quien sale desde este invierno. Aunque se habló de una posible relación entre ellos desde que rodaron juntos Deep Water, no fue hasta el pasado mes de marzo cuando se confirmó su historia de amor con unas fotografías de la pareja disfrutando de unos románticos días en Costa Rica, que ¡Hola! publicó en exclusiva. Después de un lustro en Los Ángeles, donde se ha labrado su carrera a base de castings y mucho tesón, la protagonista de El internado puede estar orgullosa de haber trabajado con algunos de los grandes, como Robert de Niro o Harrison Ford, de ser una 'chica Bond' y de haber sido nominada a los Globos de Oro por su papel en Knives Out (Puñales por la espalda).

Ana de Armas y Ben AffleckVER GALERÍA

De Cuba a Hollywood pasando por España

Originaria de Cuba, a los 18 años obtuvo la nacionalidad española gracias a los orígenes de sus abuelos maternos (oriundos de Palencia y León) y, tras estudiar dos años en la Escuela de Teatro de La Habana, quiso probar suerte en España. Su primer trabajo interpretativo fue en la película Una rosa de Francia a las órdenes de Manuel Gutiérrez Aragón y de ahí la llamaron para interpretar a Carolina Leal en la serie El internado.

También pasó por el cine de terror de bajo coste, hasta que Hollywod llamó a su puerta y no dudó en hacer las maletas para probar suerte en la meca del cine. Allí ha trabajado en más de 15 películas, entre ellas, la secuela de Blade Runner. Pero además, se ha convertido en una ‘chica Bond’ y ha conseguido deshacerse del cliché de mujer latina llegando a interpretar a la mismísima Marilyn Monroe en Blonde.

Ana de Armas caracterizada de Marilyn MonroeVER GALERÍA

Fue en España donde Ana conoció a uno de sus grandes amores. El actor Marc Clotet se convirtió en su marido y, tras dos años de matrimonio, se separaron en 2013. Juntos trabajaron en el videoclip de Rosario Flores Love me do, su versión gipsy funky del éxito de Los Beatles. Al llegar a Los Ángeles comenzó a salir con el director David Victori, luego se enamoró del intérprete Edgar Ramírez y del artista cubano Alejandro Piñeiro. Y, aunque la prensa americana también la ha relacionado con Scott Eastwood y Benicio del Toro, Ana de Armas nunca ha confirmado que hayan sido algo más que compañeros de trabajo.

Ana de Armas, Yon Gonález, Martín Rivas y Elena Furiase VER GALERÍA

¿Quiénes son sus amigos?

Su humildad, su naturalidad y su tesón, características que destacan sus conocidos, han hecho que a pesar de haberse convertido en toda una estrella del celuloide, siga siendo la misma chica que salió de Cuba al cumplir la mayoría de edad. Al menos una vez al año vuelve a su tierra para visitar a su familia y a sus allegados, y en España sigue manteniendo el grupo de amigos que hizo en su época de El internado, entre los que destaca Elena Furiase. En Hollywood entabló amistad con Keanu Reeves, al que conoció en el rodaje de Toc, Toc y fue él quien propuso a Ana para coprotagonizar La hija de Dios.

Pero su mejor amigo es un bichón maltés que responde al nombre de Elvis y que la acompaña desde hace once años incluso a sus rodajes. Su mascota es, de hecho, uno más en cada una de las imágenes de Ana y Ben Affleck dando románticos paseos por Los Ángeles.

Más sobre