El melancólico mensaje de Sara Carbonero a su 'comadre', Isabel Jiménez

Las presentadoras están deseando que la crisis sanitaria llegue a su fin y poder volver a pasar tiempo juntas

Mientras que Sara Carbonero tiene fijada su residencia en Oporto desde hace casi cinco años, Isabel Jiménez vive en Madrid. Sin embargo, la distancia nunca ha sido un impedimento para ellas y su amistad no se ha resentido a pesar de los kilómetros, más bien todo lo contrario puesto que cuadran sus agendas para seguir viéndose. Ambas siguen estando tan unidas como cuando compartían plató y redacción en los Informativos de Telecinco. En los pasillos de Mediaset empezaron siendo compañeras y ya se consideran la una a la otra como parte de su familia. No poder ver a su íntima es una de las cosas que peor está llevando la mujer de Iker Casillas del confinamiento. Invadida por la nostalgia, ha compartido una imagen con su socia de Slow Love acompañada del siguiente mensaje: "De esta foto, lo que más echo de menos no es la playa".

Sara Carbonero e Isabel Jiménez en la playaVER GALERÍA

En la foto, Sara e Isabel, ambas vestidas con vaqueros y jerséis, están disfrutando desde la orilla de la tranquilidad del océano Atlántico que bordea Portugal mientras parecen compartir confidencias. Un gesto cotidiano al que quizá antes nadie daba valor pero que ahora no solo está lleno de significado sino que las dos esperan volver a repetirlo a la mayor brevedad posible. "Mi comadre, nuestras cosas", ha escrito Carbonero, haciendo a la vez gala de su positividad y recordando que el momento de volver a abrazarse está cada vez más cerca. "Ya queda menos, la que vamos a liar", ha dicho la periodista, quien parece estar dispuesta a pasárselo muy bien la próxima vez que se junte con su amiga.

Sara Carbonero muestra el 'planning' de su cole en casa

Sara Carbonero recorre desde casa los 'instantes' felices que más echa de menos

Tras leer esta bonita dedicatoria, Isabel no ha tardado en contestar. "'¡Ay, pequeña! Nuestros ratitos volverán muy pronto y el mundo se echará a temblar, eso te lo aseguro. Te quiero, comadre", ha dicho la periodista, cuya rutina no ha sufrido grandes cambios durante esta crisis sanitaria ya que sigue trabajando y acercando al público la actualidad desde la mesa de los informativos. Lo que no ha podido es celebrar con sus familiares y amigos el cumpleaños de su hijo Hugo, quien soplaba su primera velita el pasado tres de abril. Eso sí, junto a su marido hacía una fiesta en casa para el protagonista de la jornada, quien recibía virtualmente numerosas muestras de cariño como la de su madrina, Sara Carbonero. "Feliz cumpleaños, mi ahijado precioso. Recuerda siempre nuestro trato. Ya sabes que puedes contar conmigo", le decía.

Sara Carbonero en el bautizo del hijo de Isabel Jiménez VER GALERÍA

Una segunda hermana

Isabel ha apoyado a Sara incondicionalmente, en los buenos momentos y también en los malos. Cabe recordar que cuando Iker Casillas fue ingresado por un infarto en mayo de 2019, voló a Oporto para estar al lado de su amiga, a la que tampoco dejó sola semanas después, cuando la operaron en Madrid de un tumor maligno en el ovario. La presentadora almeriense acudió todos los días al hospital para estar a su lado y dibujarle una sonrisa en esos complicados momentos. Un gesto que Carbonero agradecía públicamente hace solo dos meses, coincidiendo con el cumpleaños de Jiménez. Entonces publicaba una foto de las dos en la Ruber Internacional acompañada de un emotivo mensaje.

Sara Carbonero en el hospital con su amiga Isabel Jiménez VER GALERÍA

"Parafraseando a una gran amiga portuguesa, yo siempre pensé que tenía una hermana hasta que 25 años después conocí a la segunda. A lo largo de nuestros casi 10 años de amistad nos hemos ido haciendo muchas y diversas fotos [...], lo que no teníamos era ninguna en el hospital. Y mira por donde este último año nos hemos hecho unas cuantas. Por eso esta vez me apetecía felicitarte sin maquillaje ni glamour y rescatar esta foto que tenía guardada para recordar algunas de nuestras batallas, donde no me has soltado la mano ni un solo segundo. Cuando cambiamos los vestidos por las batas de hospital y nos echamos la siesta apretujadas en la cama. Cuando pedíamos comida mexicana a domicilio a la habitación y poníamos el altavoz con nuestras canciones favoritas para bailar en la terraza. Tus preguntas y conversaciones con los médicos, tus noticias para mí. Nuestras risas, porque sí, nos hemos reído muchísimo. Tus notas, tus flores, tu sonrisa a todas horas. Ojalá nunca hubiéramos tenido que probar de esta manera nuestra amistad pero ahora sabemos que es indestructible, a prueba de golpes, cicatrices y cremas de verduras sin sal. Feliz cumpleaños, comadre", recordaba.

Loading the player...

Isabel Jiménez se pronuncia sobre la posible mudanza de Iker y Sara a Madrid

Más sobre