Hallan muerto a Peter Beard, conocido como 'el fotógrafo de la selva', tras 19 días desaparecido

Las autoridades han encontrado su cuerpo en Montauk (Nueva York)

Después de 19 días de intensa búsqueda, las autoridades han encontrado el cuerpo sin vida del fotógrafo Peter Beard en la localidad neoyorkina de Montauk con la misma ropa con la que fue visto por última vez, según ha confirmado su familia al New York Times. La última persona que lo vio con vida fue su esposa, Nejma Beard, paseando por su finca de Long Island (Nueva York) el pasado 31 de marzo. Sin embargo, tras un despliegue policial que implicó a 75 agentes, helicópteros, drones y perros de rastreo, solo han podido certificar su muerte después de que un cazador alertase el domingo de que había encontrado ropa en un parque cercano a su residencia. El artista tenía 82 años y padecía demencia senil.  

Peter BeardVER GALERÍA

“Peter definía lo que significa ser abierto: abierto a nuevas ideas, nueva gente, nuevos encuentros nuevas formas de vivir y ser. Insaciablemente curioso, persiguió sus pasiones sin descanso”, así lo ha despedido su familia a través de un comunicado. Su principal pasión era retratar animales salvajes en su entorno y la forma en la que conseguía captar la esencia de la naturaleza con su objetivo fue la que lo encumbró como uno de los fotógrafos más afamados de la segunda mitad del siglo XX.  

Beard nació en 1938 en el seno de una familia aristocrática dedicada al negocio del ferrocarril y el tabaco, pero el arte de la fotografía le llamó desde muy temprana edad y la opción de continuar con el negocio familiar se quedó abandonada por algún rincón del África que más le inspiraba. Tras graduarse en la universidad de Yale, viajó a Kenia, donde consiguió el material para su primer libro El final del juego documentando la desaparición de elefantes y otros animales salvajes en el  Parque Nacional de Tsavo.  

Peter Beard con su familia VER GALERÍA

Sus fotografías no tardaron en recorrer exposiciones en museos de todo el mundo y Peter Beard se convirtió en un cotizado artista, asiduo al Nueva York de Studio 54, que acogía a la élite bohemia mundial. Así, se codeaba con grandes pintores como Andy Warhol, Francis Bacon o Salvador Dalí, así como con la escritora danesa karen Blixen, autora de Memorias de África, con la que entabló una gran amistad.  

En el plano personal, estuvo casado tres veces. Con su primera esposa, Minnie Cushing Beard Coleman, contrajo matrimonio en 1962 y se divorció apenas un año después. Casi 20 años más tarde se casó con la modelo Cheryl Tiegs, con la que compartió su vida hasta que en 1986 conoció a Nejman Beard, la que era su actual esposa y con la que tuvo una hija, Zara, a la que dedicó su libro los cuentos de Zara. 

Más sobre

Read more