¡Qué susto! Ivana tiene un inesperado acompañante durante la pesca

La argentina se está convirtiendo en una experta a la hora de llevar peces al campamento

Ivana Icardi es una de las gratas sorpresas que está dejando Supervivientes. La argentina no era especialmente conocida en España, pero en un mes y medio ha pasado a ser protagonista en el concurso. Su romance con Hugo Sierra ha tenido mucho que ver, pero aparte, la joven ha destacado por ser toda una superviviente. La faceta que mejor se le está dando es la de pescadora, ya que todos los días consigue traer al menos una pieza para la comida junto a sus compañeros. Pero en la última ocasión ella no estaba sola en el agua. Con sus gafas de bucear, la argentina admiraba el fondo del mar, buscando pequeños peces a los que dar captura. Pero tal y como sus compañeros han divisado, un tiburón de escaso tamaño se encontraba de cacería en esos momentos. Aunque no ha existido problema alguno (la pieza no medía más de medio metro), Ana María Aldón o Nyno Vargas han temido por si pudiera espantar a otros peces. 

SupervivientesVER GALERÍA

Ajena a esta situación estaba Ivana, completamente enfocada en su labor. En ningún momento ha visto al pequeño escualo, mientras que sus compañeros han preferido no decírselo para no asustarla. Hugo Sierra, por su parte, también había intentado pescar y no tiene ni idea de lo sucedido. La imagen de la aleta surcando el agua les ha recordado a las escenas clásicas de películas como Tiburón. "Mira, mira, si está viniendo. Anda, para los mortales, vete", decía Ana María Aldón, así como Nyno, que teatralizaba una amenazada: "No te queremos por nuestro barrio". Finalmente, el pequeño tiburón ha abandonado la costa de los supervivientes. 

SupervivientesVER GALERÍA

La triunfadora, ajena a todo, ha sido Ivana. La argentina ha recibido el aplauso de sus compañeros, ya que ha conseguido hacerse con dos peces. "Quién lo iba a decir que me iba a convertir en una maestra, no, en una expertilla de la pesca. Cada vez que salgo a pescar me traigo algo", decía con una sonrisa que iluminaba su rostro. Quien no ha tenido tanta suerte ha sido su pareja, Hugo, que volvía cabizbajo. "No pescan, son demasiados pequeños", ha declarado, con su orgullo tocado.  

Más sobre

Read more