Carlos Falcó, un aristócrata Grande de España, amigo de don Juan Carlos y pionero de la viticultura

Posee dos títulos nobiliarios, el del marqués de Griñón y el de marqués de Castelmoncayo, además, es hermano del marqués de Cubas, hijo del duque de Montellano y descendiente del Gran Capitán

Carlos Falcó y Fernández de Córdoba procede de una familia noble, con mucha historia. Entre sus antepasados se encuentra Gonzalo Fernández de Córdoba, más conocido como el Gran Capitán -la madre de Carlos era Hilda Fernández de Córdoba-. Fue precisamente a esta familia a la que Isabel II otorgó, en 1862, el marquesado más conocido de los que posee: el de Griñón. El otro título nobiliario con el que cuenta es el marquesado de Castelmoncayo. Pero además, su condición aristocrática por excelencia viene dada por ser Grande de España, una designación que poseen apenas 400 personas en nuestro país. Hasta 1984, este reconocimiento traía consigo el pasaporte diplomático.

Carlos FalcóVER GALERÍA

Su relación con la Familia Real española

Su vinculación y la de su familia con la realeza de nuestro país se remonta a más de un siglo. Su padre, el duque de Montellano, fue ayudante del rey Alfonso XIII y un monárquico acérrimo que apoyó al Conde de Barcelona durante el exilio. La amistad de don Juan y duque continuó en las figuras de sus respectivos hijos: don Juan Carlos y Carlos Falcó. La diferencia de edad entre ellos era apenas de un año. Este último pasó varios veranos en Estoril, en la vecina Portugal.

Pero, además, fue precisamente el duque de Montellano el que habilitó un colegio, Las Jarillas, para que varios niños formaran parte de esa primera remesa de compañeros de Juanito. En concreto eran Fernando Falcó, marqués de Cubas y hermano de Carlos; Jaime Carvajal y Urquijo, Carlos de Borbón dos Sicilias; Alfredo Gómez Torres; Agustín Carvajal Fernández de Córdoba; Alonso Álvarez de Toledo; Juan José Macaya y José Luis Leal. Fue también el duque el que abrió las puertas de su palacio, en la Castellana, para que don Juan Carlos se alojara cuando se trasladó a estudiar a nuestro país.

Carlos FalcóVER GALERÍA

Sus posesiones y su visión empresarial

El padre de Felipe VI se ha alojado en alguna que otra ocasión en una de las propiedades que tiene el marqués de Griñón. Entre ellas se incluye Valdepusa, el castillo de la Aldea del Fresno -en el que celebró su boda con Esther Doña- y el Quinto Casa de Vacas. En Valdepusa es precisamente donde se ubican sus vinos, Dominio de Valdepusa -en Malpica del Tajo-, que cuentan con Denominación de Origen y es una propiedad histórica situada en el valle del Río Pusa, que incluye un castillo del siglo XII... Y es que Carlos Falcó, ingeniero agrónomo por la Universidad de Lovaina (Bélgica), es un pionero en este sector. Introdujo en nuestro país ciertas variedades de uva y ha modernizado el sector. Sus caldos están considerados como uno de los mejores de España. Su empresa Pagos de Familia Marqués de Griñón también se encarga del vino Viñedos del Rincón.

La (buena) vida del bodeguero Carlos Falcó, página a página

Pero Carlos Falcó no solo es productor de vinos y bodeguero respetado, también produce aceituna y aceite de oliva. Es, asimismo, presidente del Círculo Español del Lujo Fortuny, cofundador del Club Siglo XXI, vicepresidente de ARCO Bodegas Unidas, presidente de Durius y consejero de la Corporación de Caja Castilla La Mancha, vicepresidente de ARBOR, presidente de Grandes Pagos de Castilla, vicepresidente de la Academia Española de Gastronomía y presidente de la Academia Castellano-Manchega de Gastronomía. Por si eso fuera poco, es también miembro numerario de las cofradías de vino de Rioja, Penedés, Burdeos, Borgoña y Champagne, presidente de Bacchanalia, la muy noble sociedad de maestros, cosecheros y amantes del vino y presidente de la Alianza de Industrias Culturales y Creativas de Europa.

Loading the player...

 

Más sobre

Read more