Celia Flores se defiende de las críticas tras su actuación en los premios Goya

Su madre, Pepa Flores, fue homenajeada con el galardón de honor por su carrera

Pepa Flores, más conocida artísticamente como Marisol, fue homenajeada en los pasados premios Goya 2020. Celebrada en Málaga, lugar de residencia de cantante y actriz, la gala no contó con su presencia. La firme decisión de retirarse de la vida pública en 1985 ha pesado más en ella, que no acudió a recoger su Goya de Honor. En su lugar sí asistieron sus tres hijas: María, Tamara y Celia. Esta última es la que ha seguido el ejemplo de su madre en la canción, embarcándose en una carrera musical. Con motivo del galardón a su madre, Celia formó parte de las actuaciones, como también hizo Amaia Romero. Su interpretación durante la gala generó numerosas críticas a las que ahora se enfrenta en las redes sociales: "Me aterra el mundo que estamos creando, cuando pasan estas cosas la gente te aconseja, no entres, no digas, pero con el corazón en la mano creo que debemos hablar". 

María Estévez, Tamara y Celia FloresVER GALERÍA

- Amaia Romero se convierte en Marisol sobre el escenario de los premios Goya 2020

Tal y como ha defendido la hija de Pepa Flores, ella es consciente de que su interpretación no fue idónea. Sin embargo, crítica la dureza de multitud de comentarios que ha recibido. "En mi postura decir que, por supuesto no fue mi mejor día, también decir que con respeto todo se puede decir. Te puede gustar o no gustar algo pero la destrucción es innecesaria", ha escrito en un mensaje en su perfil social. También ha querido agradecer las palabras de cariño de sus seguidores y de la gran mayoría del público: "Después de todo este glamour y volviendo a la realidad. Quiero escribir las cosas que pienso y siento, un millón de gracias a todos los que me habéis trasladado vuestro cariño que me queréis y conocéis". 

"Yo no fui a hacer mi música, con músicos en directo desde un lugar tranquila. Gran responsabilidad, muchísima tensión, música grabada, micrófono de felpa y sí, mi voz temblaba y sí, nada de ello justifica que lo hiciera mejor o peor", insistía Celia Flores, intentando explicar el complicado momento al que se enfrentó el pasado sábado. 

Premios GoyaVER GALERÍA

- ¡Pura emoción! María, Celia y Tamara recogen el Goya de Honor de su madre Pepa Flores, la gran ausente de la noche

Ella ha tratado de explicar que, lejos lo que algunos piensan, lo importante en los premios Goya era Pepa Flores, no su canción. "No era la actuación de mi vida para que me vieran a mí, era un guiño y el paso al premio y lo importante era el premio y mi madre, no yo. He leído barbaridades, más millones de mensajes de cariño", relataba Celia Flores. Por supuesto, la cantante de 39 años ha puesto en valor su trayectoria: "Llevo muchos años luchando por mi camino respetando a todo el mundo y sin hacer daño a nadie. Intentando aprender cada día. Que por 40 segundos cualquier palabra destructiva valga y no haya ningún filtro...".

En el aplaudido mensaje, Celia ha remarcado la sociedad que se está mostrando con este tipo de ataques. "Nuestros hijos van a crecer en esta sociedad que estamos creando, me da terror que los fuertes puedan soportarlo pero que los más sensibles caigan en grandes depresiones y no haya nadie que luche por cambiar esto. Estoy plenamente de acuerdo con la libertad de expresión pero no con los cuchillos envenenados en ira destructores de almas", insistía antes de finalizar su discurso con toda una declaración de intenciones: "Nunca me regaló nadie nada y seguiré luchando toda mi vida con respeto y amor". 

Loading the player...

¿Cómo celebraron la noche los invitados de los Goya? Mucho baile y looks desenfadados en la fiesta Bululú Keep Walking

Más sobre

Read more