'Estoy vivo' muestra, por fin, el momento más deseado por sus seguidores

Márquez está más contento que nunca con el último episodio

Estoy vivo dio un giro de 360 grados en el inicio de su tercera temporada. La ficción de RTVE, protagonizada por Alejo Sauras y Javier Gutiérrez, se ha consagrado a pesar de su estilo radical que mezcla géneros como el drama, thriller y la ciencia ficción. Después de 33 capítulos, los seguidores de la serie han podido ver el momento más esperado de todos. (AVISO SPOILERS) Márquez, que en el anterior episodio había conocido que Laura había sido traída de vuelta a la tierra a través de la pasarela como la comisaria Verónica Ruiz, tenía decidido contarle la verdad a su mujer tras haber empezado de nuevo una relación sentimental.

Ayudado por Yago, que siempre se mantiene a su lado, el inspector ha preparadado con música romántica incluida su habitación para que el shock de la noticia fuese cuanto más suave mejor. Una imagen de Andrés Vargas ponía sobre aviso a Laura, que no entendía qué estaba pasando. "Tú eres el amor de mi vida, Laura. Soy Andrés", decía el inspector, cuando el holograma de Vargas se convertía en una imagen suya. Ambos se fundían en un abrazo que los fans de la serie llevaban tres años esperando. 

Estoy vivoVER GALERÍA

Pero no todo iba a ser felicidad en Estoy vivo, que acostumbra a dejar a los espectadores con la garganta en un puño gracias a sus giros de guion. Vero, es decir, Laura, ha sido secuestrada por los extraños malvados que han contagiado a Aranda (Alfonso Bassave). Además, el pobre Yago ha sido infectado después de bañarse en la piscina de Aranda, por lo que su vida corre peligro y se resolverá en el siguiente episodio. 

Estoy vivoVER GALERÍA

Todavía queda por conocer el misterio que esconden algunos de los nuevos personajes como Adrían Villa, interpretado por Jan Cornet. Aunque el espectador conoce quién es realmente este subinspector de la Policía en la comisaria de Vallecas, ni Márquéz ni Yago saben su misión. La temporada empezó con la dramática muerte de Laura, Susana y Bea, en un sospechoso accidente de tráfico. Con el paso de los episodios se ha conocido que las tres mujeres regresaron gracias a la Pasarela, aunque la novia del personaje de Alejo Sauras no volviese con su físico más deseado. 

Estoy VivoVER GALERÍA  

Un inicio marcado por el drama

Andrés Vargas fue asesinado cinco años antes del inicio de Estoy Vivo cuando perseguía al Carnicero de la Medianoche, un criminal al que llevaba tiempo siguiendo la pista. Sorprendetemente para él, la directora de la Pasarela (Julia Gutiérrez), ente cósmico que actúa como una especie de purgatorio, decidió que debía de volver a la Tierra: "Su misión es muy importante. El destino de la Humanidad está en sus manos. Así, Vargas pasaba a ser Márquez, un inspector de la misma comisaria de Vallecas donde solía ejercer. 

Más sobre

Read more