Emilia Clarke delata al culpable del café infiltrado en 'Juego de Tronos'

La reina de dragones señala directamente a un compañero de reparto

El cuarto episodio de la octava temporada de Juego de Tronos no será olvidado jamás entre sus fans. Este final de la histórica serie de la HBO generó numerosas polémicas debido a que los seguidores lo consideraron indigno, pero el más divertido de todos fue el del famosísimo café de Starbucks en una mesa. Alguien del rodaje dejó esa imagen para el recuerdo, puesto que Daenerys Targaryen observaba a Jon Snow con el vaso de cartón delante de ella. Toda una campaña gratuita para la conocida cadena de café, pero un error imperdonable para los responsables de la ficción. "Nos daba vergüenza, ahora nos hace gracia", llegaron a decir David Benioff y DB Weiss en una entrevista con Star Channel. Tras muchas especulaciones es la propia Emilia Clarke quien ha destapado al culpable...¡Y es uno de sus compañeros! Conleth Hill, quien interpreta a Varys en Poniente. 

Juego de TronosVER GALERÍA

Emilia Clarke acudió al Programa de Jimmy Fallon, donde le preguntaron por el dichoso café del Starbucks. Aunque muchas lenguas señalaban a Sophie Turner, gran fanática de la bebida caliente, la reina de Dragones ya ha señalado al culpable. "Esta es la verdad: estábamos en una fiesta previa a los Emmy, y Conleth, que estaba sentado a mi lado en ese momento, me apartó a un lado y me dijo: 'Emilia, tengo que decirte algo. Tengo que decirte algo, cariño. ¡El vaso de café era mío!'", gritó la actriz ante la sorpresa del público. 

"¡Era suyo! Era el vaso de Conleth. Me lo dijo él", ha insistido Emilia, quien quiso con humor poner fin a las especulaciones sobre quién habría sido culpable del gazapo del siglo. ¿Por qué tardo tanto Conleth en confesar su error? "Me dijo: 'Lo siento mucho, no quería decir nada porque todo el mundo se centraba en ti'". Casualmente, (cuidado Spoilers), fue el personaje de Clarke, Daenerys Targaryen quien acabó con la vida de Varys por una traición, ya que el maestro de los susurros estaba conspirando para llevar a Jon Snow al trono de los Siete Reinos.

Juego de TronosVER GALERÍA

Cuando se emitió el episodio, se llegó incluso a especular con que todo se trataba de una estrategia de la HBO con Starbucks, porque muchos fans lo vieron como publicidad encubierta. Sin embargo, la cadena reaccionó limpiando la escena y sustituyendo digitalmente el vaso por unos platos más típicos de Poniente. Esta revelación de Emilia Clarke confirma lo mucho que sigue presente Juego de Tronos a pesar de su final, en la misma semana que se ha confirmado una serie que contará la historia de los Targaryen en la HBO: House of Dragons

Más sobre