Álvaro Rico (‘Élite’), sobre Ester Expósito: 'Ya no estamos juntos, pero la quiero muchísimo. Nunca la voy a perder'

El actor, que interpreta a uno de los estudiantes más populares de la serie de Netflix’, se sincera con Hola.com y habla de todos los cambios que ha experimentado su vida en los últimos meses

Hace justo un año que Netflix estrenó la primera temporada de Élite. Durante todo este tiempo, el día a día de Álvaro Rico ha cambiado en muchos aspectos, menos en el plano familiar. Así nos lo ha contado el propio actor manchego en el estreno del documental Ara Malikian, una vida entre las cuerdas, donde también nos ha hablado de la relación actual con Ester Expósito, su compañera en Élite, tras la ruptura de su noviazgo el pasado agosto. Además, en conversaciones con HOLA.com, Álvaro ha analizado su amistad con otros compañeros de la serie y desvelado alguna que otra curiosidad, como que formó parte de una compañía de jotas.

Cuando eran parejaVER GALERÍA

PINCHA AQUÍ PARA VER LA FOTOGALERÍA COMPLETA

Ya que estamos en el estreno del documental de Ara Malikian, te pregunto si eres amante de la música clásica.

Sí. He venido con mi primo, que estudia guitarra profesional. Yo también estuve dando clases de guitarra desde los cinco años. Guitarra clásica durante ocho años, dando clase de solfeo. La música ha sido paralela al cine.

¿Cómo surgió tu carrera de actor?

No sé qué contestarte. No existe un momento como tal ni le dije a mis padres que quería ser actor. Desde que abrí los ojos, estuve en un escenario. Como te dije, estuve con la guitarra, hacía teatro y estuve en una compañía de jotas. Sí, sí, como te lo cuento –se ríe–. Además, me fui con la compañía a Alemania.

¿Con qué edad?

Tendría doce años.

¿Cómo entraste en una compañía de jotas siendo niño?

Pues porque mi pueblo es maravilloso –se ríe–.

¿Cuál fue el primer papel que hiciste como intérprete?

Hice un capítulo en Centro Médico, pero mi primer personaje fue para Velvet Colección.

El éxito de EliteVER GALERÍA

Pero tu vida cambió a raíz de Élite...

Sí, evidentemente. Te mentiría si te digo que no, pero intento que mi día a día no cambie mucho e intento hacer lo que hacía hace año y medio. Fíjate que me di cuenta del fenómeno de Élite cuando me fui fuera de España, a Italia, que voy mucho por temas de moda y tengo allí amigos. Lo de Italia es una locura. También me fui a París y había fans esperando en la puerta de mi hotel. Y yo decía: '¿Qué narices?'. Era heavy.

¿Cómo llevas la popularidad? ¿Puedes hacer tu vida normal?

Sí, sí. En mi caso, llevo bien la popularidad. 

¿No te agobias?

Hay momentos que sí. Al principio de todo, me acuerdo perfectamente que un día salí con Miguel Bernardeau de fiesta, como habíamos hecho un montón de noches mientras grabábamos. Me acuerdo ese día de pasarlo mal porque había gente que incluso te agarraba y era brusca. Entonces, he aprendido. Ahora no se me ocurre meterme en la pista de baile de una discoteca a las tres de la mañana porque es muerte. Pero lo llevo bien.

Tu compañero Miguel Herrán ha acudido a un psicólogo para digerir todo. ¿Es tu caso?

No, pero lo puedo llegar a entender.

- 'Élite' presume de fichajes para su tercera temporada: así son los nuevos estudiantes de Las Encinas

-'Élite' pone fin al rodaje de su tercera temporada con una fiesta mexicana

¿Sigues compartiendo piso?

Con uno de ellos, sí. Él es el que me da hostias cuando me subo a la nube, aunque no soy de subirme nunca.

¿Cómo viven tus padres todo este boom?

Bien porque son muy, muy ajenos a todo esto. Yo también he hecho un trabajo para que siga siendo así.

Pero tu hermano sí que estará al tanto, ¿no?

¿Sabes qué pasa? Internamente nos reímos de todo. Había dos opciones. La primera, que todo el mundo esté en un continuo estado de 'guau, Álvaro' y que todo eso se convierta en una flipada constante. La segunda opción era reírnos de todo lo que está pasando, que es el verdadero secreto.

Ester Expósito, una apoyo importanteVER GALERÍA

¿Cómo te recibe tu pueblo cuando regresas por allí? –Nació en La Puebla de Montalbán, Toledo–.

Exactamente igual que antes de Élite, y yo no quiero que cambie nada.

Que tuvieras pareja en la serie también te ayudaría a digerirlo todo, ¿no?

Lo que yo viví con Ester, porque ya no estamos juntos, aunque la quiero muchísimo, fue bueno para lo que tú dices.

Últimamente, Ester ha sido criticada en las redes.

Lo sé, lo he visto, aunque he estado desconectado. Estoy grabando otra cosa, pero sé que ha habido algo en las redes, aunque no lo he hablado con ella.

¿Sigues teniendo buena relación con Ester?

Sí, claro que sí. Y nunca la voy a perder, aunque la prensa pueda decir muchas cosas –se ríe–. Pero todo lo que he vivido en Élite ha sido maravilloso, conocer a todos mis compañeros. De Élite me llevo más que una serie, me llevo amigos, me llevo relaciones y me llevo amor. Y seguirá siendo así siempre.

- Ester Expósito felicita a Álvaro Rico por su cumpleaños con esta imagen tan tierna

- Los secretos del maquillaje de fiesta de Ester Expósito

¿Cuáles son tus mejores amigos dentro de la serie?

Me llevo muy, muy bien con todos, pero sí que es verdad que, después de grabar la primera temporada, me fui con Itzan a Cuba. Lo hicimos un poco para perdernos. Tampoco me quiero quedar con ninguno, aunque sí que es verdad que la relación con Miguel Bernardeau es muy especial. Se ha convertido en mi hermano mayor.

Su relación con Aitana también también ha sido muy mediática.

Son maravillosos.

Álvaro-Rico, con Ester Expósito e Itzan EscamillaVER GALERÍA

¿Qué tienes tú de personaje?

Tengo bien poco de Polo. Somos muy opuestos. También eso es lo bonito de entrar ahí, el mundo ‘dark’ de Polo.

¿En qué andas metido ahora?

Estamos grabando El Cid para Amazon Prime. Estoy con Jaime Lorente y un elencazo increíble: Carlos Bardem, Juan Echanove, Elia Galera…

¿Qué te gustaría hacer después?

Una película.

¿Con quién te gustaría rodar?

Tengo el sueño de rodar con Almodóvar. Ojalá.

¿Qué te gusta hacer cuando no trabajas?

Me gusta mucho cocinar. Me relaja mucho. Cuando vine a Madrid, viví una época de caos, de no poner lavadoras y no cocinar. Pero luego aprendí y creo que no se me da nada mal la cocina.

Ahora que estás soltero, ¿te entran muchas chicas?

Chicas y chicos –se ríe–.

¿Y cómo reaccionas?

No se puede reaccionar mal ante eso, ¿no? –se ríe–.

Más sobre

Read more