Sarah Ferguson habla abiertamente sobre todas sus operaciones estéticas a punto de cumplir los 60

La duquesa de York ha contado, sin tapujos, todos los tratamientos que ha probado para combatir el paso del tiempo

Sarah Ferguson cumplirá la próxima semana 60 años, pero antes de cambiar de década, la duquesa de York ha decidido hablar abiertamente sobre sus operaciones estéticas, un tema “tabú” entre la realeza. La madre de las princesas Beatriz- que el año que viere contraerá matrimonio- y Eugenia, ha revelado, en una entrevista al diario británico Daily Mail, que a lo largo de su vida ha recurrido a algo de ayuda para combatir el paso del tiempo. 

Sarah Ferguson VER GALERÍA

Sarah, a la que los británicos apodaron cariñosamente Fergie, ha revelado que lo primero que probó fue el Botox "cuando no había nada más disponible", pero ahora ha confesado que se ha dejado seducir por otras técnicas más modernas, como el láser pionero '6-Dimension". “No me gusta tener el rostro paralizado. No me gustaba en absoluto el aspecto de máscara de cera que me daba. Soy una persona muy vivaz y me gusta poder expresarme. No soy una gran fan de las agujas, pero también quiero parecer descansada y feliz", admitía la que fuera mujer del príncipe Andrés. “También he sido un conejillo de indias probando nuevos tratamientos. Ahora me siento feliz de poder hablar abiertamente de todo lo que me he hecho” añadía. 

Sarah Ferguson y la princesa Beatriz VER GALERÍA

Sarah se sometió a mesoterapia y a inyecciones de vitaminas, minerales y aminoácidos para rellenar la piel a lo largo de 2013, antes de pasarse a los tratamientos orgánicos. Después, la Dra. Mercik, dueña de una clínica situada en la calle Harley Street de Londres, le sugirió que probara los hilos tensores y así fue. Los hilos, que se insertan bajo la piel, se disuelven en seis u ocho meses, pero sus resultados duran alrededor de dos años. "Es como un jardín enrejado de guisantes dulces", ha explicado la duquesa. "Se insertan los hilos debajo de la piel con una aguja fina y sostienen todo". Dispuesta a hacerlo, pero no por ello exenta de cierto temor, Sarah afirmaba: “Pensé que iba a ser doloroso, pero no fue para tanto. Mi piel respondió bien. Creo que si miras mis fotos después de haberlo hecho se me ve mucho mejor”. 

La duquesa de York también ha explicado que lleva años luchando contra el daño que la causó el sol cuando era una niña. “De pequeña mi madre pensaba que la crema hidratante era un protector solar. Y mi piel se dañó” ha relatado Sarah. “Por eso ahora nunca todo el sol” afirmaba tajante.  "Ahora necesito reparar toda esa abrasión. Es por eso que recibí mesoterapia, un cóctel de vitaminas para hidratar la piel y comencé un tratamiento con láser que todavía no he terminado. Espero que todo esté listo para mi cumpleaños".

Sarah Ferguson y el príncipe AndrésVER GALERÍA

La duquesa reveló que además de estos tratamientos, el pasado mes de marzo había viajado a las Bahamas para recibir una terapia pionera regenerativa de células madre en sus pies. "Creo que mis pies se arruinaron de tanto conducir cuando era joven", explicaba Fergie. "Me limaron parte del hueso y me implantaron células madre (20 millones de ellas de mi abdomen) para regenerar parte del cartílago. Tardaron unos seis meses en curarse… ¡pero ahora puedo caminar con los talones!". Todo justo a tiempo para estar radiante el día de su cumpleaños.

Haz click para ver el documental de Beatriz de York, su capítulo monográfico de la serie Royals. Puedes ver más en la nueva plataforma de vídeo ¡HOLA! PLAY, donde encontrarás programas de cocina, moda, decoración y documentales biográficos de ‘royals’ y ‘celebrities’. ¡No te lo pierdas!

Loading the player...

Más sobre