En Prime Video

Hablamos con Anne Hathaway de su nueva serie, 'Modern Love', y el complejo personaje que interpreta

La actriz de 36 años da vida a Lexi, una mujer que sufre trastorno bipolar y lucha por encontrar el amor

Es una de las actrices más conocidas y consagradas del Hollywood actual, con 20 años de carrera a su espalda cuenta con el cariño de la crítica y del público. Anne Hathaway tiene todos los grandes premios de la industria del cine, incluido el Oscar por su destacado papel en Los Miserables. Y ahora ha probado suerte en la televisión, su asignatura pendiente. Tal y como están haciendo otras estrellas por el auge de las nuevas plataformas audiovisuales, la intérprete de 36 años se ha atrevido con Modern Love, una serie antológica formada por ocho capítulos independientes. La protagonista de Princesa por sorpresa, El diablo viste de Prada o Interestellar se mete ahora en la piel de Lexi, una mujer que sufre trastorno bipolar y que lucha por encontrar el amor. Un relato con el que mucha gente podrá sentirse identificada, tal y como explica la propia actriz a HOLA.com: "Pienso que hay cierta universalidad en la historia, aunque no tengas bipolaridad, porque hay días en los que te sientes como si fueras el rey del mundo y otros en los que te cuesta salir de la cama".

Hablamos con la intérprete para saber cómo ha vivido esta nueva aventura, que se estrena el próximo 18 de octubre en Amazon Prime Video. Una ficción, dirigida por John Carney, antológica, por lo que cada episodio tiene protagonistas e historias diferentes, teniendo como únicos nexos el tema principal, el amor, y la localización, Nueva York. Anne Hathaway aparece en el tercer episodio, mientras que Cristin Millioti (Cómo conocí a vuestra madre) y Dev Patel (The Newsroom) son los personajes principales en el primero y el segundo, respectivamente.

¿Por qué solo apareces en un episodio?

¡Solo me ofrecieron uno! No hay una gran estrategia para que ocurriera esto, John [Carney] me llamó y yo llevaba un tiempo buscando una historia que pudiéramos contar juntos porque me gusta mucho su trabajo y me dijo "oye, estamos haciendo una serie antológica", me mandó el episodio y me inspiró mucho la historia de mi personaje. Fue un "sí" muy fácil y muy inmediato. 

Al comienzo del episodio, tu personaje se pregunta quién es, ¿es una pregunta que tú te hayas hecho alguna vez?

Yo nunca me hago ninguna pregunta (ríe). No, es broma. Claro que me hago esa pregunta y creo que todos nos la hacemos, creo que ahora no estoy más cerca de contestarla que en cualquier otro momento de mi vida porque siempre cambia. 

Has sufrido depresión cuando eras más joven, ¿has usado algo de esa experiencia a la hora de trabajar con tu personaje?

Aprecio la pregunta y, aunque no me avergüenzo de mi historia con la salud mental, no me siento cómoda poniendo al mismo nivel mi experiencia con la de alguien que tiene trastorno bipolar. Pero sí pienso que hay cierta universalidad en la historia, aunque no tengas bipolaridad, porque hay días en los que te sientes como si fueras el rey del mundo y otros en los que te cuesta salir de la cama, si miramos dentro de nosotros mismos veremos alguna versión de la misma historia. En este caso es algo extremo y es donde se encuentra mi personaje, creo que fue más ese sentido con el que conecté e intenté interpretarlo sabiendo que había partes de la historia que no podía entender al 100%.

¿De dónde sacaste la inspiración y cómo te preparaste para interpretar un papel de 20 minutos de duración en vez de toda una película, como estás acostumbrada?

Todos los proyectos son difíciles por motivos diferentes. Teníamos una agenda muy apretada para rodar y tenía que pasar de la fase maníaca y depresiva varias veces al día así que, en ese sentido, me alegro de que no fuera más largo porque ya era bastante agotador. No había nada planificado a la hora de escoger este proyecto, llevaba años buscando una historia que contar con John Carney así que cuando me mandó el episodio y me gustó no me importaba cuál era la plataforma. Simplemente me centré en que formaría parte de una historia en la que yo misma creía. Parte del motivo por el que creo en la trama es porque he tenido mucho amor en mi vida y conozco a mucha gente que, aunque no sean bipolares, sufren de otros trastornos psicológicos, así que sabía que había una oportunidad. Quería representarles, dar vida a la idea de que todo el mundo quiere amor, siempre hay alguien que puede ayudar y hay alguien para todo el mundo. 

Modern Love tiene un reparto estelar, ¿coincidisteis durante el rodaje en algún momento o habéis tenido la oportunidad de compartir experiencias?

No, todas las grabaciones fueron por separado así que no nos hemos conocido. Espero ver a todo el mundo en la premiere.

¿Puedes contarnos algo de Princesa por sorpresa 3 o todavía estáis trabajando en ello?

Prefiero que hablemos de Modern Love.

Estando centrada en Nueva York, ¿qué hace que las historias de Modern Love se entiendan a nivel mundial?

Solo puedo hablar por mí misma pero creo que todos estamos intentando encontrarnos en la dificultad y a veces nos cerramos en banda para que no nos afecte el drama que vivimos a nuestro alrededor. Una de las cosas que más me gustan de la serie es que no intenta hacer que te sientas bien, sino que sientas algo, eso me encanta, la idea de que puedas acurrucarte en el sofá con alguien a quien quieres -ya sea tú solo o con alguien más- ¡y simplemente llorar un poco! ¡Sentir algo! Así que es una ficción para que la gente no tenga que cerrarse en banda, que te haga sentir algo e incluso, quizás, algo bueno.

¿Puedes contarnos algo que te guste y algo que no te guste de Lexi, tu personaje?

No pienso en ella de esa manera, la acepto por cómo es, admiro su valor, su perseverancia.

¿Cómo te preparaste para el papel? Como la historia está basada en un hecho real, ¿conociste a la auténtica Lexi?

Hablé con la mujer que escribió esta historia, tuvimos una conversación muy larga y tuve la oportunidad de conocer su manera de ver los hechos. Además, he leído un libro que ha escrito sobre sus experiencias como mujer bipolar y dejé que eso me guiara. Estábamos rodando tan rápido que muchas veces era más bien cuestión de saber tus frases y seguir tus instintos y las indicaciones del director.

¿Cómo te afectó Lexi emocionalmente?

Me sorprendió porque, no quiero sonar como que me quejo de ser actriz porque me encanta, lo haría en prácticamente cualquier condición pero no estaba preparada para lo cansada que iba a estar al final. No sabía cómo me iba a afectar estar en esos extremos emocionales, así que cuando acabamos... desde que tuve a mi hijo se me da bastante bien dejar el trabajo atrás y volver a mi vida pero en este caso tuve que meterme en la cama un par de días y volver a centrarme porque no podía. Así que tuve que encontrar mi equilibrio y respetar esa parte del proceso.

¿Por qué crees que hay tanto estigma alrededor de las enfermedades mentales y qué crees que podemos hacer para superarlo?

Creo que hay estigma porque no escuchamos a la gente que tiene los problemas psicológicos, no tenemos cuidado con lo que decimos. No creo que deba ser una responsabilidad de las personas con enfermedades el crear una sociedad apta para ellos sino que deberíamos ser nosotros. Llegados a este punto creo todos tenemos algo o conocemos a alguien en nuestra vida que nos importa mucho de cualquier manera. Tenemos que estar ahí para los demás y siento que ahora estamos más cerca de eso que nunca. 

Más sobre