El 'malicioso' plan de Kris Jenner para dar un escarmiento a Kim Kardashian

En el último episodio del 'reality' familiar se ha podido ver del desenlace del incidente sufrido por la matriarca del clan en casa de su hija una semana antes

Todas las alertas saltaban la semana pasada en el clan Kardashian. El motivo no fue otro que el desafortunado incidente sufrido por Kris Jenner al ser asaltada por error por el equipo de seguridad de la casa de Kim en el exclusivo barrio de Calabassas, en Los Ángeles cuando intentaba acceder a la vivienda por la puerta trasera. Un suceso del que los fans del clan más famoso de la televisión mundial tuvieron noticia a través de un pequeño adelanto emitido en el reality familiar -el popular Keeping up with the Kardashians-, quedando impacientes y a la espera de conocer todos los detalles en torno a lo ocurrido. Sin embargo, en el mundo de la telerrealidad las cosas no siempre son lo que parecen, y lo que bien podría haber sido un gran susto para la matriarca de la familia, se trataba en verdad de una broma urdida por ella misma para 'dar una lección' a su hija.

kris-jennerVER GALERÍA

Este inesperado desenlace formaba parte de la trama principal del último episodio del programa emitido el pasado domingo. La empresaria de 63 años contó con la colaboración de su hija Khloe para llevar a cabo su 'macabro' plan, dado que fue ella quien dio la voz de alarma a su hermana mayor para advertirla de lo que estaba sucediendo en su hogar. Al llegar corriendo a la residencia junto a su amigo Jonathan Cheban, la mujer de Kanye West se encontró una ambulancia y a su madre tumbada en una camilla con gesto de dolor y siendo atendida por los médicos. Una terrible escena ante la que Kim se vio profundamente angustiada.

keeping-upVER GALERÍA

Kim Kardashian preocupada por su madre después de que su equipo de seguridad la abordara por error

Kim Kardashian protagoniza el primer posado familiar en ¿su nuevo hogar?

Fue en ese momento cuando la expareja de Tristan Thompson decidió poner fin a la broma exclamando, "¡Mamá, dilo!". Entonces, la expresión de sufrimiento de Kris se convirtió en una sonrisa burlona. "¡Te tengo!", le dijo a su hija entre carcajadas ante su rostro de perplejidad. Su intención no era otra que hacerla entender que las medidas de seguridad para acceder a su propiedad eran demasiado extremas, incluso para los miembros de su propia familia. "Nos encantaría tener autorización para que podamos entrar y salir de tu casa", le dijo, a lo que Kim confirmó que había recibido el mensaje "alto y claro". Incluso, le confesó que había contratado a una doble de acrobacias para llevar a cabo su plan.

La fundadora de la firma cosmética KKW y su marido decidieron incrementar las medidas de seguridad en todo su entorno después del aterrador asalto que ella misma sufrió hace 3 años en París y del que quedó muy afectada. Aunque se ha recuperado en gran parte, la familia acaba de anunciar la adquisición de un rancho en Wyoming en el que poder disfrutar de una vida más tranquila en contacto con la naturaleza y lejos del foco mediático.  

Más sobre